Ciudad Real, may 07-09 2019

Ciudad Real, may 07-09 2019

Searcher

Search

PRESSROOM

PRESS RELEASES

Bankia ofrece recomendaciones para la exportación de vino a China en FENAVIN 2017

China es el primer destino asiático para el vino español y un mercado con un enorme potencial

10.05.2017 | 

“Vino español en China: oportunidades y recomendaciones para exportar” es el título de la ponencia que Rubén Hernández Sabate, director de Bankia en Shangai, ha pronunciado este miércoles en la novena edición de la Feria Nacional del Vino (FENAVIN), en la que se ha ofrecido una panorámica sobre la comercialización de los vinos españoles en el gigante asiático, así como las principales cuestiones a tener en cuenta a la hora de exportar.

El director de Bankia en Shangai ha explicado que el mercado chino tiene un enorme potencial para los vinos españoles, pero no está exento de complicaciones, por lo que merece la pena conocer sus características y peculiaridades antes de enfrentarse a él.

El incremento en el nivel de renta de la población china y la sofisticación de sus hábitos de consumo hace que cada vez se esté consumiendo más vino. Además, la proliferación de la clase media china, cuyo tamaño actual se estima en algo más de 300 millones de habitantes y se espera que se duplique para 2020, motiva que sigan existiendo oportunidades para los vinos españoles. “Estos son considerados como un producto con una excelente relación calidad precio, lo que convierte el vino español en una opción de consumo exitosa entre la creciente clase media china como así indican las cifras, con un crecimiento en el vino español exportado a China superior al 25% durante el 2016”, ha afirmado Hernández.

Otra de las ventajas que ha apuntado el ponente de cara a la exportación de vino a China es que el vino importado otorga “atributos positivos al que lo consume y al que lo regala”, es un producto de status. También es importante que la producción de vino local no logra cubrir la demanda, además de ser considerado de calidad inferior.

Sin embargo, existe una distancia cultural enorme entre China y España y los usos y costumbres no son los mismos de cara a las negociaciones comerciales, por lo que se puede incurrir en equivocaciones y errores.  El idioma es también una barrera inicial grande. “Muchas empresas chinas no tienen un buen nivel de inglés para poder tener una comunicación fluida y esto hace que se pierdan muchas oportunidades. Por eso es muy importante apoyarse en todas las empresas que estamos ya sobre el terreno y que podemos ayudar a limar las diferencias y los aspectos técnicos que puedan diferir respecto a los mercados a los que estamos acostumbrados”, ha aconsejado Hernández.

La recomendación más importante, según Hernández, es elegir bien al distribuidor, elegir a un importador a nuestra medida, pues va a ser la empresa que se va a encargar de llevar los vinos a los clientes y puntos de venta finales. “Para elegirlo bien hay que hacer un análisis de nuestro producto, ver hasta dónde podemos llegar, ver cuáles son nuestros puntos fuertes, analizar el mercado chino, que hábitos de consumo hay en las distintas ciudades, a qué segmento de población nos queremos dirigir y, a partir de ahí, buscar un distribuidor que esté especializado en las zonas y mercados en los que nos gustaría que llegara nuestro producto”, ha afirmado. Una vez elegido es fundamental “cuidar” a este distribuidor.  “El distribuidor va a ser la clave para poder desarrollar una estrategia en el país a largo plazo que nos permita cosechar éxitos duraderos”.

Finalmente, Hernández ha hecho referencia a la importancia que tiene el medio de pago en el proceso de exportación, “aspecto en el que una entidad financiera como Bankia puede ser muy útil”, ha concluido.

Volver