Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Decálogo de conclusiones de la II Conferencia internacional de los vinos de la tierra de España

La II Conferencia Internacional de “Vinos de la Tierra de España” y Vinos de la Tierra de Castilla arrojó anoche sus primeras conclusiones, que serán ampliadas y presentadas en próximos días con las a

10.05.2003 | 

  • Primera.- Ante la actual y previsible desequilibrio de la relación oferta/ demanda de vino en España, la creación de un vino de la tierra de España se propone por el sector comercializador y por el ICEX como una de las soluciones posibles, mientras organizaciones agrarias y cooperativas lo ven con recelo, por dudas respecto a la forma en que puedan controlarse.

  • Segunda.- El futuro del vino español pasa necesariamente por mantener el consumo interior (tras la caída del 34% en los últimos 10 años), distinguiéndolo de otras bebidas alcohólicas, y por incrementar notablemente la exportación hasta los 20 millones hectolitros.

  • Tercera.- La exportación de vino español exige estabilidad de calidades, disponibilidad de precios, para los vinos de grandes volúmenes y precios medios, estabilidad que es más fácil de obtener con zonas de producción más amplias, que con zonas pequeñas.

  • Cuarta.- Crear el concepto claro de Vino de la Tierra, como una opción importante y ágil para la comercialización de los vinos, definiendo a la vez su calidad, características personales e imagen.

  • Cinco.- Definidos estos conceptos modernos y fiables de Vinos de la Tierra, realizar una campaña exhaustiva de información hacia todos los puntos de la cadena del consumo del vino

  • Seis.- Definir asimismo cómo debe ser una organización interprofesional del vino que, contemplando y respetando el interés de todos los sectores implicados, tener un funcionamiento ágil y eficiente que resuelva los problemas específicos que tiene, proporcionando seguridad al consumidor, pero sin establecer normas ni costes innecesarios.

  • Siete.- Establecer, aunando los esfuerzos de las Administraciones Publicas y de los sectores privados, una campaña de promoción valiente, sincera y sin cortapisas.

  • Ocho.- Dotar de apoyos suficientes y ayudas financieras a las explotaciones de los vinos españoles en todos sus tipos e indicaciones y dado el peso económico que tienen los vinos de la tierra. Y sus incidencias en el mercado, estudiando una especial ayuda a estos vinos.

  • Nueve.- Dado que el concepto de vino de la tierra es de expresión de territorio y no de terreno, debe plantearse y analizarse la posibilidad de poder establecer con carácter inmediato los Vinos de la Tierra de España, que deben tener su propia definición e identificación.

  • Diez.- Es imprescindible que estos vinos sean conocidos no sólo por el consumidor final sino por las tiendas especializadas así como por los restaurantes. En este cado los vinos deben ir unidos a la gastronomía y al turismo.

  • Volver