Ciudad Real, may 09-11 2017

Ciudad Real, may 09-11 2017

Searcher

Search

Private area

Send

PRESSROOM

PRESS RELEASES

De Roncesvalles a Santiago de Compostela a lo largo de sus vinos en FENAVIN 2017

Manuel Villanueva dirige una conferencia en la que los productores de la Ruta Xacobea han hablado de la influencia de los peregrinos en sus tierras

10.05.2017 | 

Manuel Villanueva, director de Contenidos de Mediaset España, ha ejercido de cicerone esta mañana en FENAVIN 2017 de un Camino de Santiago muy peculiar centrado en los vinos de la ruta. Villanueva comenzó hablando de las particularidades de Santiago de Compostela, una ciudad que no surgió por un mercado o un río, sino por una tumba y que según Goethe, sirvió para vertebrar Europa. Gracias a los peregrinos el paisaje enológico del Camino de Santiago se ha formado lleno de diversidad.

La primera parada del Camino llegó de la mano de Pilar García Granero, actual directora del máster de sumiller en el Basque Culinary Center y exgerente de la DO Navarra. Para ella el mejor momento para los vinos navarros será dentro de unos 15 años, cuando los jóvenes que ahora mismo están regresando a sus orígenes para retomar la viticultura, comiencen a recoger sus frutos.

La siguiente parada fue en La Rioja, donde Agustín Santolaya, Director General de Bodegas Lahorra, ha descrito el paisaje de su zona que, entre valles, produce al año 74 millones de hectolitros. Para él, el vino es “la forma dinámica de embotellar el tiempo”, pues las vides que se siembran hoy las recogerán las generaciones siguientes, como ha ocurrido desde hace miles de años.

El paisaje del Bierzo, suma de historia y paisaje peculiar, ha sido representado por Ricardo Pérez Palacios, quien ha elegido esta región para desarrollar su proyecto personal y vincularse a la comarca con la construcción de una bodega diseñada por Rafael Moneo. Para él el Camino de Santiago contribuyó a crear esa cultura de vino que ha pervivido durante siglos.

Ya con un pie en Galicia, Araceli Fernández ha hablado de los vinos de Valdeorras, por el que transcurre el Camino de invierno, a orillas del Sil, lejos de picos montañosos y nevadas inaccesibles. Estos vinos de altitud se desarrollaron desde los años 70 desarrollando una variedad que les es propia, el godello, lo que les ha convertido en una “tierra de blancos”, algo cada vez mejor considerado. Fernández indicó que el vino lo marca el suelo, y suelos graníticos y de pizarra como los de su zona aportan una mineralidad que los hace únicos.

La última parada de la ruta Fernando González Algueira ha hablado de los vinos de Ribera Sacra, y ha defendido que es importante hacer vinos que sean del lugar donde nacen. Este “viticultor pasional”, como le ha definido Villanueva, cree que para hacer vinos hay que mirar al pasado como fuente de inspiración, a las variedades autóctonas, a vendimiar con las manos y pisar uva con los pies.

En todas las etapas del peregrinaje se ha defendido la autenticidad, la defensa de las variedades propias como clave de futuro del vino, pero sin perder de vista la calidad de los productos.

Volver

Private area

Send