Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Los compradores nacionales e internacionales, muy satisfechos con los contactos establecidos y cerrados durante la octava edición de FENAVIN

Un total de 15.500 compradores nacionales, el 58,51% más que la pasada edición -4.220 de ellos gestionados por la organización-, y 3.609 compradores internacionales -816 de ellos también gestionados por FENAVIN-, han trabajado sin descanso estos tres días

14.05.2015 | 

Una feria para descubrir, para sorprenderse, para conocer de cerca al cliente, para cerrar acuerdos…Éstas son algunas de las frases que han utilizado la mayoría de compradores nacionales e internacionales para definir su trabajo en FENAVIN durante estos últimos tres días.

Un total de 15.500 compradores nacionales, el 58,51% más que la pasada edición -4.220 de ellos gestionados por la organización-, y 3.609 compradores internacionales -816 de ellos también gestionados por FENAVIN-, han buscado sus objetivos y han mantenido reuniones con los representantes de las 1.361 bodegas presentes, unos encuentros que han arrojado un balance muy favorable, según han manifestado algunos de ellos a la organización.

Süha Balin, por ejemplo, de la empresa turca "Vinotto", ubicada en Estambul, trabaja con vinos españoles e italianos, y ya había estado en la edición anterior, en la que cerró contactos que se mantienen en el tiempo. En esta octava edición de FENAVIN, ya había cerrado un acuerdo durante su primer día de estancia que le permitirá llevar tres palets a Turquía para empezar y ver si funciona el vino allí. "Si el consumidor responde como espero, me llevaré más", asegura.

A su juicio, FENAVIN "funciona tan bien que tendría que hacerse todos los años, no cada dos" y, además, animó a los empresarios españoles a abrir restaurantes españoles en Turquía "para que se pueda vender más vino español allí, que gusta tanto".

"Algunos empresarios alemanes han acabado haciendo 20 contactos al día"

Por su parte, la delegada de empresas alemanas en la Feria, Mª José Moya-Angeler, transmite "la gran sorpresa mostrada por los empresarios de este país por la modernidad de la feria y su organización, así como por la variedad de la oferta de pequeñas bodegas". Como asegura, algunos esperaban hacer dos o tres contactos al día, "y han acabado haciendo hasta 20 diarios". Precisamente, José Serrano –de origen español, aunque lleva 20 años viviendo en Alemania-, representante de la mayor empresa de vino ecológico del país germano, "Riegel Bioweine", y un movimiento de doce millones de botellas anuales, se muestra sorprendido "por la enorme cantidad de vino ecológico que hay en España, su tremenda calidad y etiquetado tan cuidado, algo que he descubierto en FENAVIN".

Yuri Shchebetov, director de Marketing de la empresa bielorrusa OP NII PKD, que factura 25 millones de euros anualmente, ha venido a la Feria "con objetivos muy claros que he encontrado y cumplido y espero comenzar a trabajar de forma inmediata con ellos". Pero, además de esto, se muestra "muy sorprendido por los vinos tan diferentes que he encontrado, que no he podido probar en otras ferias: estoy contentísimo con el hallazgo", sentencia.

En cuanto a su opinión sobre FENAVIN, después de estar en otras ferias, "como la cáotica de Verona", cree que "no tiene nada que envidiar a otras ferias".

Carlos Calderón, comprador brasileño: "Si buscas vino español, FENAVIN es el lugar para venir a encontrarlo"

Carlos Calderón, propietario de la empresa brasileña "Evinhos da Espanha", referencia en Brasil de los vinos españoles, visita por segunda vez una feria "en la que hay tanto vino que, en principio se hace hasta difícil rastrear, pero vamos a empezar a hacer negocio con tres bodegas, a las que hemos pedido ya una pequeña cantidad para probar". El pasado año ya importaron cinco contenedores de vinos españoles y contactaron con varias empresas con las que sigue trabajando en la actualidad. Este año empezó complicado, "porque la subida del euro nos ha dificultado las cosas, pero esperamos llegar al mismo número de contenedores".

Después de haber visitado otras ferias en el mundo, Calderón asegura que "FENAVIN no tiene nada que ver con otras: aquí hay una profesionalidad total, una ayuda absoluta para los compradores, que lo que queremos hacer es concentrarnos en encontrar vino: si buscas vino español FENAVIN es el lugar para venir a buscarlo".

Michael Jung, de la empresa taiwanesa E. Wheel Trading LTD, cuyo nivel de facturación el pasado año superó el medio millón de euros, ha buscado en FENAVIN "vinos para un mercado pequeño y bastante maduro, como es el taiwanés, que conoce muy bien la calidad de los vinos españoles,

Lo que más valora de FENAVIN es la Galería del Vino, "que me ha permitido concentrarme en la calidad del vino, en el bouquet, en el aroma, sin que interfiera la parte comercial, con los vendedores detrás: esto es algo que aprecio mucho y que no he encontrado en otras ferias".

Jung se ha mostrado "francamente impresionado por la calidad de los vinos españoles y con el sabor de vinos que no conocía, como los de Ribera del Júcar o algunos gallegos que tendrán mucha salida en un mercado que aprecia mucho las novedades".

Desde Perú ha llegado Claudia Hurtado, de la empresa Tagonius Perú, que ha buscado en FENAVIN vinos para restaurantes, hoteles y tiendas importantes del país y factura más de un millón de euros anuales. En la Feria asegura haber encontrado "vinos con un equilibrio interesante entre la calidad y los precios que son precisos para los bolsillos de los consumidores de un mercado como el nuestro".

Por su parte, Marsharan Singh Munjral, de la empresa de India Munjral Brothers Distribution, se mostraba exultante por los contactos establecidos durante su primera visita a la Feria. "Estoy muy sorprendido al haber descubierto en FENAVIN que España es uno de los principales países productores del mundo, así como por la enorme calidad de los vinos que estoy probando y por los precios que tienen". Finalmente, en la segunda jornada, ya había cerrado un contrato en firme.

A su juicio, después de estar en muchas ferias alrededor del mundo, Hong Kong o Burdeos, por ejemplo, puede decir que "el nivel de FENAVIN es muy alto".

Michal Vincenc, responsable de vinos de la empresa CEPOS, una de las empresas más importantes de República Checa, que factura más de 25 millones de euros anuales, venía a FENAVIN con la intención de conocer vinos españoles para un mercado en el que el vino encuentra un número elevadísimo de consumidores entre su población. "Las expectativas que traíamos han sido sobradamente cumplidas y hemos hecho muy buenos contactos que, en un futuro próximo, cerraremos, estamos muy interesados".

Vincenc destaca que "FENAVIN ha estado muy bien organizada, con un contacto permanente con la organización desde semanas antes de hacer el viaje- Por otro lado, el número tan alto de expositores que hay en la Feria es un elemento muy positivo para poder elegir los vinos que más se adapten a nuestro mercado".

Compradores nacionales

En cuanto a los compradores nacionales, los empresarios entrevistados creen que "FENAVIN le está comiendo el terreno a Alimentaria", como señala Maribel Becerra, de la empresa sevillana "Tierra Nuestra", o Pablo Ruiz Carrascosa, director general de la empresa conquense "Manchex Trade", para quien "esta feria es para trabajar, muy práctica y con una organización que piensa en cada detalle, algo que no ocurre en otras que hemos visitado recientemente, como la Cumbre del Vino, en la que la imagen pesa más que otros objetivos".

Otro comprador, Horacio Hidalgo, director del futuro ELeclerc de Puertollano, está buscando en FENAVIN novedades o ampliar el abanico geográfico de los vinos que tendrá en sus lineales que, en un 70%, son manchegos.

Para Hidalgo, que ha recorrido ferias de Extremadura, Aragón y otros lugares de España, Fenavin es sin duda "la número uno". Como asegura, "en otras ferias de productos gourmets el vino se pierde como un producto más, pero en FENAVIN todo se centra en el vino y se le da su importancia. Sorprende la variedad y la cantidad de empresas que puedes encontrar aquí".

Otros dos representantes de Manchex Trade, Cristina Ruiz Carrascosa y Agustín Fuentes, que exportan vinos españoles para el mercado australiano, se muestran muy satisfechos por los contactos realizados en la Feria. "Hemos cerrado prácticamente dos acuerdos, a falta de los últimos flecos, además de descubrir nuevos vinos que pueden gustar al consumidor australiano. Allí los vinos españoles tienen muy buena imagen, especialmente entre los consumidores más exigentes: hay que aprovechar esa oportunidad".

La sevillana Maribel Becerra es una habitual de FENAVIN. Su empresa trabaja en Sevilla desde hace 30 años y en Huelva desde hace 15 y mueve un volumen de millones de botellas al año de bodegas de toda la geografía. Su empresa, además de dedicarse a la distribución, tiene tiendas, club de vinos y exporta a países como Portugal o Panamá. Becerra no se pierde FENAVIN ni Alimentaria ningún año pero confiesa que en las últimas ediciones Fenavin está llegando al nivel de Alimentaria, que está estancada. "Los precios en Barcelona, tanto de hoteles como de stands son mucho más altos. De seguir así me voy a ahorrar en los próximos años el viaje a Barcelona", concluye.

Volver