Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Ramón Tamames: "Tenemos que mejorar nuestra situación en mercados mundiales"

Importantes empresarios y bodegueros españoles como José Luis Bonet (Freixenet), José García Carrión (Grupo García Carrión), Félix Solís (Félix Solís) y Carlos Falcó (Pagos de Familia Marqués de Griñón) así como Pau Roca, secretario de la Federación Española de Vinos, analizan en una mesa redonda celebrada en FENAVIN los modelos de producción y exportación del vino

13.05.2015 | 

Ramón Tamames, catedrático de Economía, ha moderado la mesa redonda sobre "Modelos de exportación y producción", que se ha desarrollado esta mañana en el seno de FENAVIN, la feria nacional del vino que se celebra en Ciudad Real del 12 al 14 de mayo.

Con el objetivo de reflexionar sobre estos aspectos del sector del vino, junto a Tamames han intervenido conocidos empresarios vitivinícolas y bodegueros como son José Luis Bonet (Freixenet), José García Carrión (Grupo García Carrión), Félix Solís (Félix Solís) y Carlos Falcó (Pagos de Familia Marqués de Griñón), así como Pau Roca, secretario de la Federación Española de Vino.

"Somos la primera potencia exportadora de vinos en cantidad, pero tenemos que mejorar nuestra situación en mercados mundiales", ha dicho Tamames en la presentación de este evento. Y ha apuntado, no obstante, que "hay un predominio de los vinos a granel que salen a precios muy bajos, con lo que la media de todas las ventas se sitúa en 1,1 euros por litro, el más bajo de los del mercado mundial".

Tamames, antes de dar paso al elenco de ponentes, ha reflexionado en voz alta, preguntándose si se trataba de una maldición o de una política inadecuada. "En cualquier caso, el vino es un alimento líquido que con moderación contribuye a mejorar la salud", ha asegurado.

José Luis Bonet, presidente de Freixenet, ha lamentado que el consumo interno del vino esté en declive cuando de todos es sabido que el vino es saludable. "Tenemos el mejor vino del mundo a un precio barato", ha dicho; y ha indicado que en lugar de exportación se debería hablar de internacionalización. "No obstante, nos encontramos en un momento de recuperación y depende de las empresas estar a la altura de la comercialización, por lo que hay que seguir tirando del carro de manera que se reconvierta el sector hacia un futuro a favor de la gente".

Carlos Falcó, por su parte, ha insistido en que en España se vende el vino muy por debajo del resto de países. Para él sería interesante trabajar sobre un modelo de crecimiento a diez años y conseguir multiplicar por dos el valor de sus ventas y del litro, al igual que hizo Italia en su momento en el período comprendido de 2000 a 2014. "Nosotros facturamos la mitad que Italia, a pesar de tener una mayor producción. La tendencia debería ser reducir los vinos a granel y potenciar los envasados", ha concluido.
Para García Carrión el problema radica en la venta de vino a granel. Ha abogado por la unión en el sector para exportar la marca España. También se ha referido a la juventud como un sector potencial de consumo, para que se desarrollen campañas de educación a este sector de la población que incida en un consumo responsable. Igualmente ha pedido el abaratamiento de la venta de vinos en restaurantes, "porque con la crisis se ha visto que han bajado los precios de los menús, pero no de los vinos".

Por último, en cuanto a exportación, ha dicho que había que tocar a Europa como mercado local y preocuparnos más por la internacionalización fuera del ámbito de la Unión Europea en países emergentes como Nigeria y China.

Félix Solís ha centrado su intervención en los vinos de Castilla-La Mancha, defendiendo que había que mejorar los precios de venta de los graneles, ya que mientras se llegaba a una solución satisfactoria había que seguir vendiendo vino. "Tenemos el mejor producto de España por las condiciones meteorológicas, con mucho vino y de calidad a un precio medio, por lo que tenemos la facultad de ir a una mejor venta".

La ronda de intervenciones se ha cerrado con Pau Roca, secretario de la Federación Española de Vino (FEV) que se ha referido al modelo de producción, condicionado por el intervencionismo. "Vendemos muy barato porque no tenemos una marca prestigiosa ante competidores de países terceros donde el modelo de producción no tiene apenas intervención, y respecto al mercado interior tenemos muy escaso crecimiento". Ha señalado que había que vertebrar el sector, dado que tal y como está el mercado no se puede hacer frente a competidores como Italia y Francia que tiene una marca interior fuerte, una imagen definida como país y una aplicación de reglas distintas.

Volver