Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Ramos (UPA) alude en FENAVIN a la "injusticia" de la PAC con el vino al eliminar mecanismos de regulación del mercado

La Unión de Pequeños Agricultores ha celebrado hoy unas jornadas técnicas donde su dirigente nacional ha expuesto el "desastre" en la gestión de las ayudas de la Política Agraria Comunitaria y la necesidad de aplicar la Ley de la Cadena Alimentaria

13.05.2015 | 

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) ha celebrado hoy en FENAVIN unas jornadas técnicas sobre la negativa incidencia de la reforma de la Política Agraria Comunitaria en el presente y futuro del sector vitivinícola con la "desastrosa" gestión de las ayudas y la próxima normativa en derechos de plantación, aludiendo además de forma especial a la Ley de la Cadena Agroalimentaria.

El secretario general de UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, que ha inaugurado este cónclave nacional junto al presidente de FENAVIN, Nemesio de Lara, ha destacado la "incertidumbre y expectación" existente en el sector productor debido a la situación actual de los mercados, "está costando dar salida a los vinos blancos; los tintos sí están saliendo pero con dificultad y a unos precios que no compensan el trabajo de los viticultores".

Por su parte, Nemesio de Lara, ha defendido el importante papel que juega el viticultor en el complejo engranaje del sector del vino y ha puesto de manifiesto la necesidad de establecer algún tipo de mecanismo para que el productor de uva reciba la compensación que merece.

Respecto al objeto de la jornada, De Lara ha expuesto, en base a referencias cercanas, el "caos" planteado por la nueva PAC porque no se conocen las líneas de ayudas ni las cuantías, lo que dificulta a los agricultores pedir anticipos en los bancos, o la menor dotación de los programas de desarrollo rural, con la pérdida de ayudas, o los problemas informáticos detectados.

En similar sentido se ha manifestado el secretario nacional de UPA, Lorenzo Ramos, que ha clausurado la jornada del sindicato agrario donde han acudido viticultores de Galicia y Extremadura, entre otros. Para Ramos, la reforma de la PAC ha traído más trabas que parabienes, "está siendo un desastre en casi todas las regiones, el Ministerio se ha gastado diez millones en un programa que no está dando resultados, no se pueden gestionar los expedientes y los agricultores no pueden acudir a las entidades financieras para poder financiar los gastos".

Además, ha añadido Ramos, la PAC está siendo injusta con los sectores más productivos y especialmente con el del vino, "se están eliminando todos los mecanismos de regulación del mercado que había, desaparecen los derechos de plantación, y sectores como el vino, o frutas y hortalizas no tienen mecanismos para combatirla".

Igualmente es trascendental, en opinión de Ramos, la Ley de la Cadena Alimentaria que posibilita al agricultor saber cuándo se le van a pagar sus uvas y a qué precio. En este sentido, UPA ha presentado ya un contrato tipo, en este caso para la fruta, a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), órgano regulador, para que se pueda aprobar y empezar a aplicar esta Ley "que está aprobada desde 2014 pero que todo el mundo la está incumpliendo", ha criticado.

"La situación no es favorable para incrementar las plantaciones"

Por su parte, Julián Morcillo ha considerado que el cambio del sistema de derechos de plantación, que entrará en vigor en enero de 2016, "cambia los conceptos, plantea una pseudoliberalización ya que se van a poder aprobar 10.000 hectáreas de nuevas plantaciones anuales en España lo que nos puede llevar a una situación delicada".

En declaraciones a la organización previamente al cónclave, Morcillo ha incidido también en la creación de una Interprofesión del vino de ámbito nacional "que oriente al sector del conjunto de España". Sobre el territorio donde se celebra FENAVIN, Julián Morcillo ha defendido la "sobrada preparación" de Castilla-La Mancha para producir calidad, elaborar y vender vino con empresas punteras a nivel nacional y con una buena relación calidad-precio.

Ha recordado en este sentido que la región castellano-manchega, con más de la mitad del viñedo de España, es imposible gestionar hoy en día solo con las figuras de calidad, "a nivel nacional el 57% es producción a granel, en Castilla-La Mancha puede ser más, y es un producto que en la medida de lo posible habrá que reconducirlo al área de la calidad pero hoy es impensable". Lo cierto, ha añadido, es que detrás de esa producción en Castilla-La Mancha hay 70.000 familias, 38.000 puestos de trabajo indirectos y nueve millones de jornales al año.

"Si a FENAVIN le va bien, a nosotros nos irá mejor en los mercados"

Julián Morcillo ha deseado "lo mejor" a FENAVIN como está demostrando edición tras edición, superándose un poco más, porque "si a la Feria le va bien, a los viticultores nos irá mejor en el avance en los mercados y en la consecución de vender nuestros productos al mejor precio posible", ha concluido Morcillo.

Para Lorenzo, FENAVIN es fundamental en el sector, "cualquiera que hable de vino en España tiene que hablar de la Feria".

En el encuentro de UPA también han participado, entre otros, el secretario de la Federación Española de Vinos, Pau Roca; el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen La Mancha, Gregorio Martín Zarco, o el presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha, Ángel Villafranca.

Volver