Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Los poetas Francisco Castaño y Jesús Munárriz invitan a seguir el rastro del vino en la poesía

En su ponencia "Vino y Poesía, dos buenos amigos", han mostrado numerosos ejemplos de cómo el vino ha sido protagonista

12.05.2015 | 

Los poetas Francisco Castaño y Jesús Munárriz –también editor de Hiperión- han lanzado esta mañana, durante su ponencia en FENAVIN, "Vinos y Poesía, dos buenos amigos", una invitación para recorrer el rastro que ha ido dejando el vino y su estrecha vinculación a la cultura y a la buena vida desde los primeros poemas de la historia hasta nuestros días.

De este modo, Francisco Castaño ha puesto numerosos ejemplos de poesía anterior al siglo XII -grecolatina, árabe y andaluza y algún ejemplo de los goliardos-, en los que el vino o sus ritos es protagonista. "Ya podemos encontrar en poemas griegos de Arquíloco la figura del clásico "gorrón", que se colaba en los banquetes, por ejemplo", ha bromeado.

Por su parte, Jesús Munárriz, se ha centrado en la figura del poeta chino Li Bai, del siglo IX, "el más leído del mundo si tenemos en cuenta que varios millones de chinos lo llevan considerando el número uno desde hace tantos siglos". En su caso, de los más de 1.300 poemas que se conservan suyos, más de cien hablan del vino, aunque en aquella época fuese vino de arroz".

Ambos han llamado la atención sobre que curiosamente ahora se diga "vamos de cañas" donde hace no demasiado era "vámonos de vinos" en las reuniones sociales. "Es necesario hacer lo posible por recuperar una tradición tan próxima a nuestra manera de sentir". Como curiosidad, Castaño ha recordado que el origen de la palabra "simposio" está, precisamente, en el griego, donde significaba "reunión para beber".

Para los dos ponentes, "es muy importante que la cultura tenga un papel tan importante en una feria como FENAVIN, una suma estupenda que permite no quedarse solo en economía y llegar mucho más allá".

Volver