Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Carmen Valiño: "Tenemos la obligación ética de cuidar el vino y el lujo para que evolucionen, así hacemos historia y más industria"

Carmen Valiño

Carmen Valiño

La periodista participará en la mesa redonda "El vino entre amigas" el próximo 13 de mayo en FENAVIN junto a, entre otras profesionales, la directora de K-One Producciones, Kaliah Garzón

05.05.2015 | 

La mesa redonda "El vino entre amigas" del próximo 13 de mayo en FENAVIN contará con la participación de Carmen Valiño, founder&directora de comunicación y relaciones públicas; y Kaliah Garzón, directora de K-One Producciones, quienes estarán acompañadas por las periodistas y escritoras Marta Robles y Charo Izquierdo; y la escritora, productora y directora de cine Mabel Lozano.

Carmen Valiño, que conoce desde muy pequeña las bondades del vino y ha trabajado profesionalmente con una magnífica casa de vinos como es Veuve Clicquot Ponsardin, lamenta que el consumo de vino en España sea inferior a otros países, pero cree que la situación está cambiando gracias a la riqueza vitícola española, el trabajo de los medios de comunicación y ferias como FENAVIN. Por ello, cree que es fundamental enseñar a los jóvenes a amar el vino y la tierra. Para Valiño, el vino ocupa un espacio en el Olimpo de los dioses y las celebrities, "el vino siempre ha sido un vip para mí, ya que en cualquiera de mis eventos o convocatorias siempre hay un cocinero o un creador de vino", explica.

Valiño ha sido directora de Comunicación durante más de 20 años en el grupo LVMH (Louis Vuitton, Moet, Hennessy), también en Loewe y Guerlain. Ahora dirige un estudio de Comunicación desde el que ha lanzado en España marcas como Missoni, Ermanno Scervino, Roberto Cavalli… y marcas españolas como Tot-Hom y Cortana.

Se considera afortunada por haber podido formarse y trabajar toda su vida en el mundo del lujo y el vino, "para mí son un mismo ser, nacen del hombre y forman parte de la cultura de un país", por lo que cree que "todos tenemos la obligación ética de darles lo mejor de nosotros para que evolucionen; cuidándolos hacemos historia y calidad de vida de nuestro país, y además la industria crece", asegura.

Teniendo Córdoba como patria chica, Valiño posee un vínculo personal con el vino desde siempre. Recuerda a su abuelo tomando Montilla en el aperitivo y a su padre enseñándole a reconocer y disfrutar el color, aroma y sabor de cada copa de vino, "hoy sé que le debo todo mi universo quinestésico; seguramente esta pasión por el vino vive en mi código genético pero él me la despertó y enseñó a cultivar". Igualmente, recuerda que en su camino aparecieron amigos sabios como el escritor Joaquín Merino, o el sueño cumplido de trabajar para Veuve Clicquot Ponsardin durante 12 años, "y un nuevo regalo llegó a mi vida con quienes he aprendido la profundidad y belleza del vino, Chelo y Álvaro Palacios", recuerda.

Pese a su gran trayectoria profesional y personal con el vino, Valiño no se considera una experta, "sólo me gusta, lo bebo y viajo para descubrir vinos, pues no concibo una mesa, una celebración o un momento de relax sin un vino". En este sentido, califica de "luminosos, lúdicos, felices y cómplices" los encuentros que habitualmente mantiene con el resto de ponentes de la mesa redonda "El vino entre amigas".

Una de ellas es Kaliah Garzón, directora de K-One Producciones, que afirma que el vino debería ser fundamental en la vida de la gente, por su componente lúdico y participativo. Además, es defensora del maridaje con lo que cada uno se proponga y también "como guía para los no consumidores".

Para Kaliah Garzón, las cenas y encuentros con amigas, otrora profesionales de la comunicación o el cine, entre otros, son como un ritual donde el vino está muy presente, "nos reunimos en nuestras casas o en restaurantes desde hace muchos años, yo diría unos treinta, y ya nos hemos convertido en unas aficionadas, sabría descubrir cuál vino es cuál".

La responsable de K-One Producciones reconoce su amor por el vino "per se", "me gusta el vino como elemento aislado, en las sobremesas soy de las que continúo bebiendo vino hasta el final incluido los postres". Kaliah Garzón se declara fiel al producto vitivinícola desde siempre, incluso en los momentos en los que el vino estaba denostado.

Con su gran saber vinícola, más que de catas, que ve buenas para los neófitos, confía más en su paladar que reconoce un vino aunque sea desconocido. Otros caldos, por ejemplo, "son más conocidos pero con un punto de acidez que hay que maridar", explica.

En su opinión, el vino nunca pasa de moda al contrario que otras bebidas. A este respecto, afirma que en su entorno, su círculo de amistades y también sus hijos disfrutan del gusto por el vino.

"El vino español respecto al del extranjero se está unificando bastante"

Como aficionada al producto, reconoce que conserva en su hogar más de 80 botellas de vino, "y no es porque vaya en busca de vinos determinados sino que el vino me encuentra a mí; cuando reconozco alguno que ya consumí lo compro". En este sentido, recuerda el buen vino existente también en otros países como por ejemplo Marruecos, lugar que frecuenta.

En base a sus experiencias de viaje, considera que la situación del vino español respecto al del resto del mundo "se está unificando bastante" y aunque el precio puede ser más alto en el caso de los vinos extranjeros, "hay otros países como Chile con una relación calidad-precio espectacular y con una distribución mejor que la nuestra", advierte.

Kaliah Garzón conocía ya FENAVIN, en su opinión una de las mayores ferias del vino, donde se mezcla conocimiento e intercambio de información de primera mano, "lo que fortalece cualquier producto", concluye.

Volver