Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

"La mejor forma de disfrutar de una feria sectorial es con la Galería del Vino de Fenavin, para poder catar todos los vinos en un mismo espacio"

Miguel Ruescas

Miguel Ruescas

El enólogo Miguel Ruescas Lozano presentará el Colegio de Enólogos de Castilla-La Mancha en FENAVIN porque "es el mejor escenario"

05.05.2015 | 

Llevan ya dos años funcionando, y como si de una cepa se tratara, después del proceso necesario de maduración, Miguel Ruescas Lozano, decano del Colegio Oficial de Enólogos de Castilla-La Mancha, explica que la entidad será presentada oficialmente al sector profesional durante el transcurso de la Feria Nacional del Vino, FENAVIN, el próximo 12 de mayo. "No hay otro escenario mejor que este", afirma Ruescas Lozano, "hay otras ferias de vino pero ninguna que pueda representar mejor nuestros intereses".

Durante la presentación, a la que acudirán miembros de la directiva, se expondrá tanto la filosofía y fundamentación de la misma como los retos que deberán asumir en un futuro. "Llevamos muchos años reivindicando un Colegio de Enólogos para que los profesionales fueran respaldados de cara a la administración, sobre todo para que los vinos de la región tuviera sus calidades ecológicas y sanitarias necesarias en la comercialización", explicó el decano.

En el horizonte, muchos objetivos que cumplir a un ritmo que no es comparable a la asociación de enólogos, el germen de este Colegio. "Íbamos más tranquilos, pero con el Colegio hay muchos retos que conseguir", confiesa Ruescas Lozano. El primero de ellos, seguir dotando de legitimidad a todos los profesionales que se dedican a la enología, mediante su validación por parte del Colegio. Para ello es necesario aportar, según explicó el decano, documentación formativa o en su defecto, experiencia consolidada a través de los años. En la actualidad ya son 130 profesionales de toda la comunidad quienes integran la institución enóloga.

Al mismo tiempo, el Colegio de Enólogos de Castilla-La Mancha luchará por obtener un grado en enología, "es paradójico que en la mayor región de producción de vino del mundo no existan estudios universitarios", reflexionó Miguel Ruescas. No obstante, llevan camino andado en este sentido; hasta el momento han conseguido la homologación de ciclo formativos duales en diferentes localidades de la región, (Villarobledo, Criptana y Valdepeñas). Una labor cuya meta es "que tengamos continuidad en la profesión", afirma el decano del Colegio, evitando, así, el intrusismo. El objetivo es la regularización de la profesión, regulando y aprobando las competencias exclusivas del enólogo determinado por Ley y que están recogidos en los Estaturas y en el Código Deonotológico del Colegio.

Una continuidad que se podría ver reforzada con la propuesta que harán los enólogos a las bodegas, "pensamos que es necesario reivindicar que cada bodega tenga su propio enólogo en la misma", expresa Ruescas Lozano.

Cultura del vino

Al mismo tiempo, el Colegio de Enólogos reunirá esfuerzos para fomentar la Cultura del Vino organizando actos como las catas comentadas. "En Alcázar de San Juan conseguimos reunir en la Feria de los Sabores a 1000 catadores, haciendo ver, que el vino bebido con moderación, es un habito saludable como así se demuestra al estar incluido en nuestra dieta mediterránea como alimento por sus múltiples beneficios para la salud", recuerda el presidente de los enólogos. Por ello, Miguel Ruescas cree que es necesario e importante hacer llegar al público en general pautas de consumo moderadas ligadas al disfrute de un buen vino y adaptadas a la realidad social y cultural de nuestro país por parte de la Administración y Agentes Sociales implicados en el Sector.
Saludos.

Referencia nacional
A medio plazo, el Colegio de Enólogos de Castilla-La Mancha busca ser una referencia nacional formando parte del órgano constituyente del Consejo General de Colegios de toda España junto con el Colegio de Catalunya, también, de reciente constitución.

De puertas para fuera, los colegiados también aspiran a extender la cultura del consumo responsable del vino, articulando acciones de catas que puedan motivar el interés y conocimiento de la sociedad.

Volver