Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

"El vino tiene detrás una historia productiva y un ecosistema que también hay que vender"

Así lo consideró el profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha José Ángel Amorós que presentó en FENAVIN 2013, junto a sus compañeros Caridad Pérez y Francisco Jesús García, el estudio de investigación "Suelos vitícolas, el origen del vino"

El grado de maduración de la uva en las características fenólicas de los tintos, la recuperación de variedades minoritarias o las alternativas a la crianza en barrica de roble fueron otros proyectos presentados en el II Workshop de la Feria

09.05.2013 | 

Profesores e investigadores de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y organismos colaboradores expusieron en el segundo y último workshop de FENAVIN 2013 interesantes trabajos sobre los diferentes tipos de suelo vitícolas en Castilla-La Mancha, el grado de maduración de la uva en las características fenólicas de los vinos tintos, la recuperación de variedades minoritarias de vid o las alternativas a la crianza en barrica de roble.

En la sesión primera, denominada "Suelos vitícolas: el origen del vino", José Ángel Amorós Ortiz-Villajos, profesor de la UCLM, señaló que el proyecto investigador presentado ayer en la Feria relaciona el suelo con el complejo agrosistema vitícola, con 5.000 variedades de vid, los microclimas existentes en la región y las prácticas culturales. Incidió en la "importante laguna" en el estudio del suelo en España, no así en Francia, "el vino tiene también detrás una historia productiva y un ecosistema que también hay que vender y eso los franceses lo hacen muy bien, te venden su terreno metido en una botella".

Durante tres años, explicó Caridad Pérez, de la Escuela de Ingenieros Agrónomos de Ciudad Real, realizaron más de 40 visitas a denominaciones de origen y pagos de la región estableciendo un total de 100 perfiles de suelos vitícolas. Calizos, en un 60%; arcillosos, volcánicos, cuarcitas o terrazas de río suelen ser las tipologías más comunes de suelo en Castilla-La Mancha. Por su parte, Francisco Jesús García Navarro, de la Escuela de Ingenieros Agrónomos de Ciudad Real, enfatizó sobre la importancia de identificar los suelos de la zona, "es una forma de distinguir los vinos e incrementar su valor añadido".

La segunda sesión, "Efecto del grado de maduración de la uva en las características fenólicas y sensoriales de los vinos tintos" atrajo la atención hacia la astringencia y el sabor amargo en los vinos tintos, analizando los polifenoles, el grado de maduración de la uva, los polisacáridos que aporta la uva y las levaduras, y la microoxigenación. Su expositor fue Isidro Hermosín, del IRICA, de la Escuela de Ingenieros Agrónomos de Ciudad Real.

En la tercera investigación, los ponentes Esteban García Romero, del Instituto de la Vid y el Vino de Castilla-La Mancha (IVICAM), y Sergio Gómez Alonso, de Irica, UCLM y PCYTA descubrieron a los profesionales las variedades minoritarias de vid recuperadas, como la moribel, churriago, tortozona, maquias, zurieles y un gran número más. El objetivo, apuntó García Romero, es recuperar el patrimonio vitícola de Castilla-La Mancha para diferenciarse del resto de zonas. Concluyó el segundo workshop de la UCLM en FENAVIN 2013 con la sesión "Alternativas a la crianza en barrica de roble" a cargo de María Soledad Pérez Coello, de la Facultad de Ciencias Químicas de Ciudad Real.

Volver