Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Cava y Champagne se alían en FENAVIN como bebidas de calidad y sin fronteras

Sergio Sauca, Sánchez Magro, Pepe Hidalgo, Pablo Osorio y José de la Cruz participaron en una conferencia sobre "Alianzas entre cava y champagne"

08.05.2013 | 

FENAVIN 2013, que se celebra en Ciudad Real del 7 al 9 de mayo, ha sido escenario de las cualidades y calidades de dos grandes espumosos: el cava y el champagne, unos caldos que arrastran algunos mitos por parte del consumidor.

Bajo el paraguas de "Alianzas entre cava y champagne", el periodista Andrés Sánchez Magro ha dirigido la mesa redonda en la que se ha intentado analizar los pros y los contras de estas dos bebidas de la mano de expertos enólogos, sumilleres y comunicadores, conocedores de estos vinos, como el periodista Sergio Sauca, los enólogos Pablo Osorio y Pepe Hidalgo y el director del restaurante El Almirez, José de la Cruz, mención de honor como mejor sumiller por la publicación La Luna de la Metrópoli.

Con el respeto, conocimiento y certeza de que son dos grandes espumosos, el moderador Sánchez Magro ha introducido a los asistentes en este sector con la convicción de que hay muy buen cava y muy buen champagne, con sus similitudes pero también sus "gozosas" diferencias, "a ambos les une la calidad, pero les diferencia la climatología, el terruño y las variedades, muy respetables ambas". El champagne, añade, es la finura clásica, la elegancia, la tranquilidad, advierte el moderador, mientras que el cava transmite además el sabor mediterráneo, con su expresión particular y con variedades gloriosas en Cataluña y Levante.

Gran defensor de los vinos espumosos, como Embajador del Champagne nombrado por la Asociación de Productores en Francia, el periodista Sergio Sauca señala que ambos caldos mantienen una alianza directa y natural, con unos sistemas de elaboración similares y una capacidad de maridaje muy alta, "sin duda son los dos espumosos más importantes del mundo". En su opinión, son dos maneras de disfrutar la uva, el vino, que no son incompatibles sino complementarias en función de cada momento. "El vino te permite compartir placeres, porque se puede tomar un buen caldo y en absoluto está prescrito ninguno porque sea de un lugar o de otro", añadió.

Los enólogos Pepe Hidalgo y Pablo Osorio sostienen que la diferencia entre un champán y un cava está en el precio, dado que la elaboración de cavas se hace mediante el método tradicional, aunque también hay que tener en cuenta otros matices como el clima, el suelo, etc. "Pero muchos cavas no tienen nada que envidiar al champán" y emplazaron a los compañeros de mesa a participar en una cata a ciegas.
Por su parte, José de la Cruz se reconoció adicto al champán, pero consciente de que había muy buenos cavas. En este punto, dejó libre albedrío para que el consumidor eligiese la opción que más le interesase.

En lo que sí se mostraron de acuerdo los cuatro ponentes fue en señalar que tanto el cava como el champán son bebidas ideales para beber mientras se come o se cena y que había que desterrar la costumbre de tomarlo a los postres. "Son vinos ideales para cualquier almuerzo o cena, maridan con cualquier alimento, sean carnes, pescados o incluso guisos".

Volver