Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Clase magistral de "Narices" en Fenavin para descifrar las claves del vino español

Pedro Martínez, Nariz de Oro en 2001; Lucio del Campo, en 2003 y Agustí Peris, en 1994, compartieron sus inquietudes y apostaron por "defender ante las bodegas que creen vinos interesantes con buena relación calidad-precio"

07.05.2013 | 

El catalán Agustí Peris, el murciano Pedro Martínez y el castellanoleonés Lucio del Campo desgranaron las claves del vino español desde su punto de vista como expertos "Narices de Oro" en diferentes años, en una cata comentada celebrada hoy en la Sala de Catas Custodio Zamarra de Fenavin. Se trataba de recomendar un vino comercial y otro Premium.

Agustí Peris estableció la diferencia entre un vino de precio razonable y otro de precio no tan razonable. Catando "Taleia" de DO Costers del Segre y "Alta Alella" de DO Alella nos mostró como "influye en los gustos más los principios y condicionamientos culturales de cada uno que la crisis".

Este trío de exquisitos sumilleres reconocieron que era difícil hace una recomendación, y hablando de precios comentaba Peris como ahora el precio importa más que lo intangible, y por tanto, entramos en reduccionismos.

Pedro Martínez nos familiarizó con vinos "Lavia" de variedad Monastrell de la DO Bullas, que nos hicieron ver cómo se pueden elaborar vinos de larga crianza con la uva monastrell. Uno de ellos asequible para el bolsillo, cuyo precio está por debajo de 5 euros. Y otro de precio más elevado, por debajo de 20 euros. Martínez considera que la tendencia son los blancos porque se sirven fríos, son más cercanos y fáciles de beber: "Cada vez se apuesta más por vinos vivos, más acabados, más elegantes y redondos, y que su precio en carta oscile entre los 15 y 20 euros".

El segoviano Lucio del Campo apostó por dos vinos leoneses: "Altos de Losada", un mencía de DO Bierzo de gran calidad y precio moderado, y "El aprendiz", prieto picudo de DO Tierras de León. Su intención era clara: "Defender y, al mismo tiempo, apretar a las bodegas para que creen vinos interesantes dando a la vez una muy buena relación calidad-precio".

Para Del Campo, hoy en día en España se están elaborando vinos de muy alta calidad, y los vinos más jóvenes y comerciales son, a mi gusto, un claro ejemplo. Y añadía como "los vinos que mejor están funcionando en los restaurantes son los crianzas, medias crianzas y vinos jóvenes, no siempre por este orden". Y hablando de zonas, reconocía que "los consumidores cada vez tienen una mentalidad más abierta y desean conocer nuevos vinos, lo cual nos permite a los sumilleres divertirnos sorprendiendo con novedades variedades y zonas que el cliente no conoce".

"FENAVIN, una importantísima muestra de nuestros vinos"

Estos profesionales de la sumillería consideran importante el papel de FENAVIN en la evolución de las exportaciones de vino español.

Mientras que Pedro Martínez, que conoce la feria desde diferentes puntos de vista, tanto como expositor como participante en las actividades organizadas por la feria, considera que la Feria Nacional del Vino ha marcado "un antes y un después" reuniendo, en la última década, un número muy interesante de compradores y de perfiles muy diferentes, que coincide con el momento en que los vinos españoles empiezan a coger conciencia de la importancia de la comercialización. Lucio del Campo confiesa que ha visto como iba creciendo hasta convertirse en la "importantísima muestra de nuestros vinos en la que se ha convertido hoy". Para del Campo "es fundamental dar a conocer nuestros productos, zonas vinícolas, variedades de uva, y es una oportunidad para que los importadores, así como los posibles clientes nacionales, puedan probar y valorar los caldos para poder elegir, opinar, comunicar, como es el caso de la prensa, lo que aquí ocurre, ya que es un estupendo escaparate para el mundo".
Por su parte Peris destaca como FENAVIN hace tiempo que ha abierto una corriente de interés para las exportaciones y ha supuesto "más acercamiento hacia los vinos españoles, y mejores y fructíferos contactos".

Mensaje de las "Narices de oro" a las Bodegas: "Mejorad en competitividad"

Por último estos expertos sumilleres apostaron por caldos limpios, bien estructurados, personales, de buen paso de boca y agradable pos gusto. Por supuesto, "buenos vinos que te inviten a beber el segundo sorbo, la segunda copa".

Y enviaron un mensaje final a las bodegas: mejorar en competitividad. "Hacer buenos vinos, con precios ajustados, es lo que pide el mercado en la actualidad, pues la demanda de vinos especiales o de autor ha bajado indudablemente, y tenemos que ir con los tiempos que vivimos, y la competencia está fuera de nuestras fronteras, nuestros vinos tienen que ser aún mejores y más económicos".

Volver