Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

La comercialización es el gran reto del futuro del sector vitivinícola castellanomanchego

La Universidad de Castilla-La Mancha ha organizado una mesa redonda con participación de políticos, bodegas y cooperativas para abordar el futuro del sector

12.05.2011 | 

Los retos de futuro del sector ha sido el tema central de una de las últimas actividades que se han llevado a cabo en FENAVIN 2011. La mesa, organizada por la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), ha estado moderada por el profesor titular, Juan Sebastián Castillo Valero, y en ella han tenido cabida la visión de políticos, representados por el diputado del Parlamento regional, Antonio Salinas; bodegueros, como Alfonso Monsalve, director gerente de bodegas Vinícola de Castilla; cooperativas, de la mano de Ángel Villafranca, presidente de UCAMAN y BACO y la Administración, con Francisco Martínez Arroyo, director general de Producción Agropecuaria de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural de la JCCM. Aún siendo actores distintos dentro del sector, todos han coincidido en que el gran reto de futuro es lograr incrementar la comercialización de los vinos castellanomanchegos.

Antonio Salinas considera que "estamos en el camino para hacer frente al futuro porque existe una diversificación del viñedo, la industria enológica es moderna y competitiva, ganamos cuota en el mercado exterior y se han incorporado proyectos de I+D+i". No obstante, el diputado del Parlamento de Castilla-La Mancha no obvia que se debe recuperar el consumo, reorganizar la oferta, invertir en capital humano, mantener y mejorar las acciones de promoción y divulgación, seguir apostando por la investigación y "sobre todo, mejorar la comercialización".

Punto de vista totalmente compartido por el bodeguero Alfonso Monsalve, para quien "el gran reto está en centrar todos nuestros esfuerzos en la comercialización a un precio adecuado. FENAVIN es una herramienta para conseguirlo y estamos muy contentos de que se haya consolidado y convertido en el gran referente nacional del vino". Además, subraya que "donde hay más margen de mejora es en el trabajo coordinado de la Administración y, fundamentalmente, en el nuestro propio, ya que tenemos un buen terruño y los medios de comunicación nos apoyan, ahora nos toca a nosotros darle más temas de qué hablar".

Por su parte, Ángel Villafranca, presidente de la cooperativa agroalimentaria UCAMAN, piensa que "para poder comercializar hay que tener las estructuras necesarias. En Castilla-La Mancha sabemos hacer vino, pero somos 220 cooperativas a nivel regional lo cual motiva un gran división de la oferta, por lo que uno de nuestros retos particulares debe ser el de formar grandes grupos cooperativos que sean capaces de estructurar el sector". Asimismo, considera que es necesario saber adecuarse a los gustos del consumidor y ser capaces de llegar a él, por lo que también considera necesario la dinamización de actividades de promoción.

En este sentido, Francisco Martínez Arroyo, director general de Producción Agropecuaria de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural de la JCCM ha destacado que "hoy en Castilla-La Mancha hemos conseguido ser la primera comunidad en inversiones para promoción fuera de la Unión Europea. Contamos con un buen viñedo y las bodegas han hecho un gran esfuerzo de investigación, ahora nuestro problema es la comercialización". Martínez Arroyo estima que se parte de una posición de ventaja competitiva, por la excelente relación calidad precio que tienen los vinos manchegos, "pero debemos invertir en conocer y saber adaptarnos a los gustos del consumidor y, finalmente, todo esto nos tiene que permitir que la parte más débil, el agricultor, obtenga rentabilidad".

Volver