Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

La gastronomía y el vino; la cocina y la sala forman un todo

Los ponentes de diversas escuelas de formación de sumillería coinciden en la necesidad de que exista una enseñanza reglada en España y en la recuperación de la figura del sumiller-maestro de sala

12.05.2011 | 

A mediodía de hoy ha tenido lugar en FENAVIN la Mesa Redonda: 'Escuelas de Formación de Sumillería', moderada por el periodista agrario, José Luis Murcia, y en la que han participado como ponentes Elena Ariztia, directora de la escuela de hostelería IFE; Rafael Rodríguez de la Cruz, director del INCUAL (Instituto Nacional de las Cualificaciones); Enrique Malagón Terrón, profesor de CIOMIJAS (Centro Andaluz de Formación Integral de las Industrias del Ocio); Amador Orbea, director del curso de especialista en sumiller en la escuela de hostelería Artxanda y Alipio Lara, director del IVICAM (Instituto de la Vid y el Vino de Castilla La Mancha).

Tras la entrega de los premios AMYCE, ayer en FENAVIN, la Asociación Nacional de Maîtres de Hotel y Camareros Españoles vuelve a participar en la feria con esta actividad, con la finalidad de desvelar cuál es la realidad y el futuro de esta profesión en España. Para ello han estado presentes los directivos de diversos centros docentes, representativos de este sector en nuestro país.

José Luis Murcia, periodista y miembro de la Fédération Internationale des Journalistes et Ecrivains des Vins et Spiritueux (FIJEV), ha dado paso a las intervenciones dejando clara "la necesidad de que exista una unificación y una enseñanza reglada en cuanto a la sumillería". Así lo ha ratificado Rodríguez de la Cruz, mencionando la próxima aprobación, por parte del Consejo de Ministros, de la certificación del título de sumiller, ya que hasta el momento las Comunidades Autónomas no han desarrollado el Real Decreto de 2008 relativo a su unificación. Esta normativa ayudaría a la regularización de los certificados profesionales de sumillería y beneficiaría enormemente al sector con formaciones específicas muy necesarias como son los idiomas, los temas medioambientales, de higiene y seguridad alimentaria, entre otros.

Otro dato curioso es que el 82% de los empresarios de hostelería han rechazado la formación periódica de sus profesionales y pone de manifiesto la importancia de cambiar esta actitud empresarial que va en detrimento del propio negocio, de sus trabajadores y del cliente.

Asimismo, han defendido la recuperación de la figura del sumiller-maestro de sala y la necesidad un profesional cualificado que aparte de entender la cultura del vino, sepa maridar correctamente, poner y quitar mesas, desespinar un pescado, etc. En este sentido, coinciden en que la gastronomía y el vino; la cocina y la sala forman un todo, y en que un sumiller tiene que conocer la comida, los productos de temporada y ser capaz de sugerir armonías de platos con vinos. Además, "los buenos sumilleres, cuanto más formados están, recomiendan mejores vinos en relación calidad-precio. Al fin y al cabo hay que escuchar al cliente y satisfacerle, y, debido al momento económico, cada vez se tiene más en cuenta este factor", explica Murcia.

Volver