Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

"El tapón de corcho es un producto natural, biodegradable y respetuoso con el medio ambiente"

Enrique Vigas, presidente de la Confederación Europea del Corcho, da a conocer en FENAVIN los últimos avances y transformaciones de la industria corchera

12.05.2011 | 

Las casi 1.200 bodegas presentes en la Feria Nacional del Vino (FENAVIN), pudieron conocer de primera mano los avances y transformaciones del sector del corcho para apostar más si cabe por una pieza históricamente indispensable en el embotellado y proceso de vinificación de los vinos españoles. Un recurso que está reuniendo mayores garantías para las bodegas y el consumidor final, con unas propiedades inapelables como son su origen natural, su contrastada calidad y su carácter medioambiental y biodegradable.

En palabras del presidente de la Confederación Europea del Corcho (Celiège), Enrique Vigas, ponente en una conferencia de FENAVIN, la mayoría de la profesión vinculada a la producción de corcho ha realizado en los últimos años una "transformación enorme, ambicionando siempre el avance y la innovación en el producto para estar en condiciones de ofrecer un tapón con plenas garantías. A la calidad se le une además una producción corchera con futuro", subrayó.

Enrique Vigas quiso dejar claro durante su intervención que el sector no está paralizado, progresando conforme los tiempos avanzan, con unas restricciones en materia de normativa y con una calidad y sostenibilidad inmejorables. En este sentido, el presidente de la Celiège aportó datos tan interesante sobre esta industria como que el residuo es nulo ya que es 100% reciclable, produce entre 3 y 5 veces menos de emisiones de CO2 y consume 5 veces menos de energía.

A ello se suma un plus de marketing "pues el mercado está cada vez más impregnado de las grandes ventajas del corcho, más que otros productos alternativos", apuntó. Además, la Confederación imprime a cada botella un anagrama o sello de calidad que da aún mayor confianza al bodeguero que la produce y al consumidor que se la bebe. Esta se trata de la Corkmark, un anagrama que garantiza la calidad del tapón y para Vigas "la herramienta de marketing más importante para el tapón de corcho".

Otra razón que esgrimía Vigas para la elección del tapón de corcho es en que un 80% de los consumidores prefieren este tipo de sistema de tapado de las botellas de vino.

Microoxigenación

Al respecto, el máximo dirigente de los productores de corcho se refirió al tapón sintético y el de aluminio aparecidos en los últimos años, que tienen "unas propiedades diferentes y con un funcionamiento que no tiene nada que ver con el de corcho".

Éste, agregó el responsable de Celiège, tiene la misma raíz u origen que la barrica, el quercus, y no es un elemento inerte, sin ninguna función organoléptica, es un ingrediente más en el proceso de vinificación, "con una reacción química de las más importantes del producto, como es la microoxigenación del vino", indicó.

En opinión del experto, el corcho no va escasear en el futuro, pues disfruta de una producción óptima en España, Italia y Francia, y con una gran superficie forestal en los países del Magreb, donde actualmente hay una fabricación algo deficitaria por los problemas políticos y de la propiedad de los alcornocales. La producción corchera en el mundo supera los 12 billones de tapones por dos billones de euros, con una ocupación de 100.000 personas.

Enrique Vigas ha acudido a varias ediciones de FENAVIN, siempre como visitante, estrenándose este año como ponente. Sin ambages, asegura que es la feria más importante de España sobre vino, "existen otras pero tan concentradas o exclusivas sobre el mundo vitivinícola, sólo FENAVIN".

La Confederación Europea del Corcho denominada Celiège representa a todas las asociaciones productoras de corcho, es miembro de la comisión forestal de Bruselas, participa en el desarrollo de la directiva del Consejo de Europa sobre la idoneidad para el contacto con productos alimenticios, colabora en el Centro Europeo de Normalización en el establecimiento de normas para los cuellos de botella y trabaja en el desarrollo de una marca internacional de corcho. Entre sus iniciativas investigadoras, están los estudios sobre el intercambio gaseoso en los vinos embotellados y análisis organolépticos en vinos de maduración en botella. Celiège ha establecido un sistema de garantía de la calidad del corcho denominado Systecode, que acredita la calidad del producto, sistema evaluado por el organismo Bureau Veritas.

Volver