Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

La incentivación del consumo entre los jóvenes, posible solución al descenso de ventas de vino nacional

El especialista en gastronomía, Gonzalo Sol, ha coordinado una mesa redonda sobre el descenso del consumo interior y sus posibles causas y soluciones

12.05.2011 | 

Durante la última jornada de FENAVIN 2011, bajo el título 'Descenso del consumo interior. ¿Qué hemos hecho mal?' se ha desarrollado una interesante mesa redonda coordinada por el escritor y especialista en gastronomía y vinos, Gonzalo Sol, que ha contado como ponentes con el viticultor, José Joaquín Moreno Chocano, presidente de la Cooperativa Los Pozos, de Daimiel, y el bodeguero, Jesús Cantarero, propietario de Bodegas Fontana. Los tres han llegado a una conclusión similar: Si se consigue incentivar a los jóvenes, el ascenso en el consumo interno del vino estará garantizado.

Gonzalo Sol comenzó su intervención con la letra de una canción popular para después mostrar su opinión sin tapujos: "Aquel que tiene tres viñas y el tiempo le quita dos, que se contente con una y le dé gracias a Dios. Pues yo no quiero ser agradecido. Hay que luchar por cambiar esta situación de bajo consumo. Un país como Dinamarca, que ha conocido el vino sólo después de su introducción en la Unión Europea, consume cuatro veces más que nosotros. Lo que pretendo es provocar un estudio que origine un diagnóstico sobre la situación y unas posibles soluciones".

Para el también Premio Nacional de Gastronomía se hace necesario prestigiar nuestros vinos y convencer a la juventud para que los consuma, ya que no cree que el origen del descenso se encuentre en personas mayores de 40 años. Asimismo, es consciente de que no se puede volver a los niveles de consumo de los años 70, que se situaban en torno a los 50 litros, "pero sí son accesibles los 30 litros per cápita"-

Más claro, si cabe, se ha mostrado Jesús Cantarero al afirmar que "durante una época promovimos la mitificación de nuestro producto, peleamos porque se reconociera la calidad de los vinos que se elaboran en Castilla-La Mancha y durante ese proceso, perdimos consumidores. Ahora debemos recuperar a la juventud".

El propietario de Bodegas Fontana opina que se ha perdido la mesa familiar en la que no faltaban la botella de vino, de gaseosa y de agua, y poco a poco los jóvenes han perdido el contacto y la costumbre de consumir vino.

Totalmente de acuerdo se ha mostrado José Joaquín Moreno Chocano que ha expresado que el consumo de vino "hay que mamarlo". El viticultor ha recordado sus jornadas de vendimia en la adolescencia, en las que, durante el almuerzo se pasaba la bota de vino entre todos, sin diferencia de edades.

"Nos hemos acomodado y hemos querido vivir de las rentas, de la tradición y, mientras tanto, las nuevas generaciones han optado por el consumo de otros productos, por lo que, la reactivación debe empezar en las propias casas", afirmó el presidente de la Cooperativa Los Pozos.

Volver