Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Periodistas, académicos y políticos resaltan los valores epicúreos del consumo de vino

"No hay que asustar al consumidor, lo importante es que disfrute del vino". Esta frase resume la mesa redonda 'Salir de copas… de vino' que ha tenido lugar en el día central de FENAVIN 2011

11.05.2011 | 

"Yo creo que los profesionales del vino asustamos a la gente. Utilizamos demasiados términos específicos que no están al alcance del consumidor, y lo importante es que tenga una relación placentera con el vino, que disfrute de él y que se olvide de lo demás", explicó el bodeguero Carlos San Pedro, de Bodegas Pujanza, uno de los ponentes de la mesa redonda 'Salir de copas... de vino' que ha coordinado el periodista especialista en vino y gastronomía, Andrés Sánchez Magro.

Contundente también se ha mostrado el periodista deportivo y amante del vino Sergio Saúca, que opinó que, como simplemente consumidor, "nuestros vinos son un lujo y tenemos que darnos cuenta para venderlos con más intensidad fuera y dentro de nuestras fronteras".

Para el guipuzcoano, senador nacional y académico de gastronomía, Gustavo de Arístegui, "la gastronomía y el vino es una religión y la única diferencia que existe en el vino es la que hay entre el vino bueno y el vino malo. En nuestro caso irse de chiquitos es una tradición", afirmó retomando la cuestión central de la actividad.

"La gran polémica en la actualidad es si se puede tomar vino después de la cena. Yo no dudo de que existen vinos para eso porque en sí son tan grandes y complejos que pueden más que la comida. Es una opción, aunque no sea nada clásica, pero, desde luego, respetable", explicó el político.

No obstante, quien se mostró más rotundo proviene del mismo sector del vino. El corazón y la cara de Bodegas Pujanza, Carlos San Pedro, reflexionó sobre cómo ha visto descender el consumo interior del vino a lo largo de su vida. "Es un problema real. A mí me está tocando viajar por todo el mundo y veo que en todos los países desarrollados el consumo ha subido durante los últimos años. Nosotros somos el tercer país productor y sin embargo somos muy extraños consumiendo. Actualmente no tenemos una cultura de disfrute del vino y, en mi opinión, esto es lo que nos falla. Tenemos que quitar hierro al asunto y dejar que cada uno disfrute a su manera, pero que beba vino".

En definitiva, la mesa mostró su unanimidad por resaltar, sin más, los valores epicúreos del vino.

Volver