Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

El poeta Pedro A. González Moreno habló en FENAVIN sobre vino, literatura y memoria

Ofreció una conferencia cargada de emotivos recuerdos y eruditos pasajes literarios

11.05.2011 | 

El poeta Pedro A. González Moreno ha recreado la presencia del vino en la literatura en una conferencia pronunciada esta tarde en FENAVIN, la Feria Nacional del Vino que se celebra en Ciudad Real del 10 al 12 de mayo.

Ha sido una interesante reflexión literaria, poética y personal de este escritor y poeta nacido en Calzada de Calatrava, al que ha presentado el también poeta José María González Ortega, y que tras hacer un recorrido sucinto por su infancia se ha adentrado en el mundo del vino recogido por autores como Séneca, el arcipreste de Hita, Gonzalo de Berceo, Fernando de Rojas, Cervantes o los manchegos Eladio Cabañero y Sagrario Torres, entre otros, intercalando bellos y conocidos versos y pasajes literarios. "Como poeta soy un perfecto mentiroso como se demuestra con el primer poema que escribí sobre el vino, cuando contaba con 17 años, y que todavía no había probado", relató.

En el transcurso de su conferencia además de las aportaciones literarias vinculadas a la cultura del vino, ha hablado de los poderes curativos o medicinales, también recogidos en la literatura. También ha reflexionado sobre la diversidad de las 'arquitecturas del vino' desde la curva hasta la recta. "El sentido per se del vino es lo dionisíaco, lo impulsivo, la redondez: de la uva, de las tinajas, del vaso, etc., no lo equilibrado y apolíneo, salvo el ejemplo aterrador del tetra brik en el que se envasan algunos caldos".

Pedro Antonio González Moreno (Calzada de Calatrava, Ciudad Real, 1960) se confiesa, como manchego, un gran consumidor de vino. Parte de su obra poética está recogida en la antología 'La erosión y sus formas', Madrid, Vitruvio, 2007. Es autor del ensayo 'Aproximación a la poesía manchega', publicado por la Biblioteca de Autores Manchegos. Ha recibido, entre otros premios, un accésit del Adonais por 'Pentagrama para escribir silencios'.

Volver