Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

El maridaje de vinos espumosos y dulces continúa su éxito en la segunda jornada de Fenavin

El proyecto Mejor con Vino, organizadores del acto, queda satisfecho con la acogida de sus catas maridadas

11.05.2011 | 

La VI edición de la Feria Nacional del Vino acogió la actividad Maridaje de espumosos y vinos dulces de la región II, organizada por el proyecto Mejor con Vino de la Asociación de Hostelería y Turismo de Ciudad Real y la Asociación Provincial de Empresarios de Industrias Vitivinícolas de la capital. Por segundo día consecutivo se pudieron degustar cinco vinos, entre espumosos y dulces, junto con elaborados platos gastronómicos.

De nuevo la apuesta giro en torno a los vinos dulces y espumosos de la región. "Lo que se pretende es promocionar nuestros vinos y ayudarlos a expandirse en nuevos mercados", afirma Cristina Miranda, responsable de la Asociación de Hostelería y Turismo, promotora del proyecto Mejor con Vino.

De esta manera, profesionales, visitantes y miembros de diferentes stands pudieron deleitarse con los siguientes maridajes en cuanto a espumosos. El vino de Rosevi, de la Bodegas Mª Luisa Rodriguez Huertas, (Socuéllamos) pudo degustarse junto a tomate cherry relleno de crema de queso manchego con dado de mojama de atún, tortita de arroz y huevo de codorniz con muselina de pisto manchego. Por su parte, Brut Nature de Cuevas de Santoyo, de la provincia de Toledo, se acompañó con un taco de salmón confitado en escabeche de perdiz de la abuela Cándida a la pimienta rosa. Por último, Cantares Brut de Vinícola de Castilla, (Manzanares) se probó con lomo de ciervo con aceite de fritura y piñones caramelizados.

Los vinos dulces, volvieron a ser protagonistas. De esta manera, los participantes probaron el vino dulce Olimpo de Vinícola de Castilla, con unos lingotes de paté de perdiz con mermelada de frutos del bosque y serrín de naranja; y Corte Dulce, de la bodega ciudadrealeña Pago del Vicario, con milhoja de berenjena de Almagro con gelatina de vino blanco y dulce de membrillo. "Hemos observado con detenimiento las propiedades de cada vino, fuera espumoso o dulce, para maridar y potenciar el sabor de la bebida y de las tapas", explica Javier Huertas, jefe de cocina del Motel Santa Cruz, de Santa Cruz de Mudela.

La cata, que tuvo una extraordinaria acogida en la sala Custodia Zamarra, estuvo protagonizada por Teófilo Arribas, presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo; Alfonso Monsalve, presidente de la Asociación Provincial de Industrias Vitinícolas; Javier Delgado, jefe de cocina del Motel Santa Cruz y elaborador de los platos; y Alfonso Silva, presidente de la Asociación de Hostelería y Turismo de Toledo. En ella se conocieron las propiedades organolépticas, el uso de los sentidos, y el manejo de la copa entre otras actividades que ayudaron a potenciar el aroma y sabor de todos estos productos.

Volver