Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

La Universidad de Castilla-La Mancha se centra en la innovación como apuesta de futuro del sector

El estudio de variedades minoritarias, la gestión de residuos, el tratamiento en blancos para evitar su oxidación y la comercialización y promoción del vino centran el workshop de esta edición

11.05.2011 | 

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha celebrado en FENAVIN 2011 un completo taller temático y técnico que se ha centrado en el papel de la innovación como herramienta de diferenciación en el sector del vino. Una jornada que ha comenzado con la presentación del proyecto WINETech, de la mano de Jesús Ángel Peñaranda, de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha, y la doctora ingeniera agrónoma de la UCLM, Rosario Salinas Fernández. Este proyecto tiene como objetivo fundamental la innovación y transferencia de tecnología en el sector vitivinícola. Es decir, se trata de una herramienta que pretende crear sinergias para ser más competitivos vía innovación y sobre la que se puede consultar y profundizar en la dirección www.winetech-sudoe.eu.

A continuación, el profesor Miguel Ángel González Viñas ha presentado su evaluación sobre 'El potencial enológico y la calidad de los vinos tintos elaborados a partir de variedades minoritarias cultivadas en Castilla-La Mancha'. El objetivo principal de este proyecto es la recuperación de variedades minoritarias en Castilla-La Mancha, evaluando su potencial enológico y las características varietales de los vinos de calidad mediante la optimización de las prácticas de elaboración en una bodega experimental, La Iniestense (Cuenca) con el propósito de incrementar la aceptación de los vinos de la región. Se incluyen variedades tintas como Moravia Dulce, Moravia Agria, Rojal y Tortosí. Se están estudiando diversas variables como el grado de madurez de la uva, el contacto con los hollejos, el tratamiento de los mostos y vinos con enzimas comerciales para potenciar el color y el aroma, así como el contacto con la madera de roble americano y francés. En definitiva, González valora que estas castas son aptas cualitativamente para elaborar vinos monovarietales.

El testigo lo tomó Jesusa Rincón Zamorano, con un extenso análisis sobre la gestión de residuos, en concreto sobre la obtención de polifenoles a partir de ellos, unos componentes tremendamente valiosos del vino. Por su parte, la prevención del pardeamiento oxidativo en vinos blancos fue el tema escogido por Isidro Hermosín Gutiérrez.

Por último, Miguel Ángel Gómez Borja ha abordado las nuevas formas y nuevos canales en la comercialización y promoción del vino, subrayando la importancia que tienen actualmente las redes sociales y la venta online, que está creciendo cada año, sin olvidar la importancia que tienen las catas tradicionales, porque, al fin y al cabo, el comprador quiere probar el producto antes de realizar un pedido.

Volver