Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Presentado el libro de Elena Díaz Funchal “La historia del vino en la antigua Roma”

El historiador Manuel Espadas ha destacado la importancia social y sagrada del vino en la civilización romana

10.05.2011 | 

El historiador e investigador del CSIC, Manuel Espadas Burgos, ha presentado esta tarde en FENAVIN el libro 'La historia del vino en la Antigua Roma', de la periodista y escritora Elena Díaz Funchal, que se ha estrenado en los quehaceres literarios con esta obra en la que se recoge un compendio de saberes acerca de cómo cultivaban, producían y bebían el vino hace 1.000 años y cómo ese alimento influyó en su literatura, en sus tradiciones medicinales y gastronómicas o en su arte.

Espadas Burgos ha dicho que se trata de un libro de lectura muy ágil y agradable elaborado con una cuidada y larga revisión bibliográfica y documental, que se presenta en el mejor marco posible y en un país "donde el vino es un elemento importantísimo, no solo por su aspecto gastronómico y cultural sino también religioso", comentó, indicando que se trata además de un título imprescindible para conocer lo que ha significado el vino en la cultura europea, sobre todo en la civilización romana que él personalmente tanto conoce por su profesión y por haber vivido durante nueve años en Roma.

Por su parte, la periodista toledana Elena Díaz Funchal ha indicado que el proyecto surgió por casualidad, impulsado por el editor Jesús Ayuso, y pese a reconocer que no es una entendida en vino, le ha sorprendido en sus investigaciones la gran herencia dejada por los romanos a la cultura europea y la gran ligazón entre el vino y la religión, "el vino marcaba el calendario festivo y estaba en ritos y ofrendas a los dioses".

Con esta publicación la escritora pretende atraer la curiosidad del lector, entendiendo a éste de la forma más amplia posible "no he hecho un libro para un público especializado, sino todo tipo de gente que desee sumergirse, de forma amena y rigurosa en cuanto a fechas, en la significación del vino para los romanos". Civilización que, según Díaz Funchal, heredó a su vez costumbres de los pueblos etrusco, griego y cartaginés, entre otros, como la prohibición de beber vino en la mujer, las reuniones de las clases más notables en torno al néctar de Baco denominadas symposium, o la manera de guardar en tinajas bien limpias unos vinos considerados sagrados.

Para Díaz Funchal, periodista de la Revista Castilla-La Mancha, de la Junta de Comunidades, la civilización romana fue la que profesionalizó el cultivo de la vid y rentabilizó las 'explotaciones', extendiendo a su vez la cultura del vino por toda Europa a medida que los soldados ampliaban los dominios del imperio. Una tradición que, pese a la caída de Roma mil años después, continuó en el mundo cristiano, "al ser un elemento sacralizado se instauró en la ceremonia de la eucaristía; además, los monjes perpetuaron el cultivo de la vid". También en el libro se introduce al lector en la Última Cena en la que se instauró el sacramento de la eucaristía, apuntándose varias hipótesis sobre el tipo de vino que pudo beber Jesucristo.

Previamente, el editor, Jesús Ayuso, Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo y placa al mérito regional de Castilla-La Mancha, señaló que la editorial Endymion ha hecho una cuidada edición de mil ejemplares, con una portada alusiva a la mitología del vino en la época romana.

Volver