Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Cata de vinos de la DO Montilla-Moriles maridada con tapas de autor de la cocina cordobesa

10.05.2011 | 

El secretario del CRDO Montilla-Moriles, Manuel López Alejandre y Matías Vega, gerente del restaurante Casa Matías, han presentado hoy en Fenavin dos maridajes de vinos y tapas de Córdoba.

Para la ocasión, se han seleccionado cuatro vinos representativos de esta tierra -Fino, Amontillado, Oloroso y Pedro Ximénez- que han sido armonizados con platos tradicionales y autóctonos de la cocina cordobesa, elaborados por el restaurador de Casa Matías, ubicado en la localidad de Cañete de las Torres.

Con el aforo completo, López Alejandre ha realizado una breve presentación de la DO Montilla-Moriles, creada en 1945 y que abarca una superficie de 6.000 hectáreas de viñedo con una producción de más de 26 millones de litros, fundamentalmente fino y Pedro Ximénez. Asimismo, ha realizado una cata de cada vino para pasar a la degustación de las creativas tapas de Matías Vega, quien ha explicado detalladamente sus ingredientes y su elaboración.

Se ha comenzado por el Fino, al que López Alejandre define como "el vino de la tapa", perfecto para maridar platos difíciles, que se ha armonizado con una crema de salmorejo cordobés, acompañada de huevo y un piccolino de jamón ibérico. El Amontillado, un vino potente en aromas y persistente en boca, se ha degustado con una albóndiga de cochinillo deshuesado con fondo de crema de patatas y culminado con coulis de pimiento de piquillo. El oloroso, caracterizado por su crianza oxidativa que le aporta notas especiadas, se ha combinado con una minihamburguesa de rabo de toro con cebollita y panceta ibérica. Para finalizar, han elegido un Pedro Ximénez, un mosto dulce de pasa aromática con perfumes a dátil, orejones y pasas, una auténtica delicia que ha sido maridado con una crema cordobesa, elaborada a base de leche merengada, arroz y bizcocho sobre fondo de una gelatina de este emblemático vino.

Volver