Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Más de 30 personas ciegas descubren las cualidades de seis caldos de La Mancha, Castilla y León y Valencia

El director provincial de la ONCE, Cristino Ortuno, señaló que algunas bodegas ya fabrican etiquetas en sistema Braille

10.05.2011 | 

Más de treinta personas paladearon y disfrutaron los seis vinos seleccionados en la cata para ciegos, que se desarrolló ayer en FENAVIN en colaboración con la ONCE. Tras el éxito de la primera cata celebrada en la anterior edición, el presidente de los sumilleres madrileños y del restaurante Aldaba, Luis García de la Navarra, volvió a introducir a los participantes, uno de ellos sordociego, en los aromas, colores y sabores de muy diversos caldos procedentes de La Mancha, Castilla y León y Valencia.

El experto sumiller dio a catar dos tintos de la bodega Mustiguillo, de Utiel (Valencia); dos blancos de la bodega Hacienda Albae, de Argamasilla de Alba; y el resto, de bodegas Teso la Monja de Zamora. En este particular recorrido por "interesantes productos", García de la Navarra destacó que lo importante es que los catadores ciegos descubran el vino que les gusta, teniendo el guión previo y experto de sus aromas, colores y sabores.

En la cata, el experto sumiller desgranó varios detalles de cada uno de los caldos para que los invidentes sepan diferenciar un vino de otro y elijan sus caldos preferidos, más aromático, de crianza o no, un chardonnay, más afrutado, etc. Es cierto que las personas ciegas tienen el olfato y el gusto más desarrollados, expresó García de la Navarra, pero en la cata se trató de educar y formar a gente que no conoce el mundo vinícola.

Insistió García de la Navarra en que lo importante es tener una cartera de vinos personal, sin demasiados registros, "sabiendo por qué el vino tiene ese aroma o sabor; lo importante es llegar a todos, que sea popular".

Sorprendido del crecimiento de FENAVIN en tiempo de ser conservadores

Sobre FENAVIN 2011, el reconocido sumiller se mostró sorprendido del crecimiento de la Feria en un año en el que se tiende a ser más conservadores, "he visto dos pabellones nuevos, hay más gente que quiere traer los proyectos aquí para que realmente se puedan dar a conocer, me parece muy bien, y estupendo para la Feria, que está cogiendo más fuerza aún", subrayó.

Por su parte, el director provincial de la ONCE, Cristino Ortuno, que acompañó al delegado territorial de la ONCE en Castilla-La Mancha y al responsable nacional de medios de comunicación, señaló que el principal objetivo de esta cata, que cumple su segunda edición, es acercar el mundo del vino a las personas invidentes como a cualquier otro colectivo o individuo.

Mayor accesibilidad

Una cata con resultados muy interesantes y provechosos, a juicio de Ortuno, pues da a conocer las bodegas y los trabajos que realizan, así como las incursiones empresariales en etiquetar los caldos con el sistema de Braille, "ya hay algunas que lo tienen y va en aumento", pero también es importante, añadió, la mejora de la accesibilidad de las instalaciones y de las páginas web que, a veces por ignorancia, no lo ponen en marcha.

En todo caso, ultimó, se trata de pasar una jornada lúdica y aprender, con el sentido del olfato y el gusto, las variedades que se presentaron de la mano del Premio Nacional de Gastronomía 2004.

Los caldos a catar fueron un Hacienda Albae chardonnay blanco joven y un Hacienda Albae selección chardonnay blanco barrica, además de los valencianos Mestizaje y Finca Terrerazo, y los zamoranos Almirez y Alabaster.

Volver