Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

El embajador de Rusia en España prevé grandes perspectivas para el vino español en su país "con un mayor esfuerzo de promoción y atendiendo a la clase media"

El embajador ruso en España Alexander I Kuznetsov

El embajador ruso en España Alexander I Kuznetsov

El diplomático Alexander I Kuznetsov visitará FENAVIN el día 10 de mayo donde participará en una conferencia. El presidente de la Feria, Nemesio de Lara, señaló que la presencia de la principal autoridad rusa en España es todo un honor y un privilegio

08.05.2011 | 

Coincidiendo con el año dual España-Rusia, Rusia-España, la Feria Nacional del Vino (FENAVIN), que se celebrará del 10 al 12 de mayo en Ciudad Real, ha organizado una conferencia con los mejores expertos y especialistas sobre el comportamiento del vino español en ese país, destacando la participación del embajador de la Federación de Rusia en España, Alexander I Kuznetsov.

El foro informativo 'Presencia del vino español en Rusia', que tendrá lugar el 10 de mayo a las 11 horas en el aula 4, dará a conocer a los bodegueros y expositores de la Feria todas las opciones y vertientes de la exportación de vino español en el mercado ruso, con las ponencias, además de la del diplomático, de Alesia Slizhava, experta en el mercado del vino en Rusia; José Manuel Pérez Pascuas, bodeguero; Javier Gila, sumiller de la tienda Lavinia, y Javier Sánchez Lázaro, empresario. Coordinará el foro el historiador y periodista Jesús Palacios.

El presidente de FENAVIN, Nemesio de Lara, valora la trascendencia de este evento en el que destacadísimos expertos acercarán a las bodegas las prioridades de ese importante y emergente mercado europeo para nuestros caldos nacionales. De Lara agradece muy especialmente la participación e implicación del embajador Kuznetsov en la Feria Nacional del Vino, lo que supone todo un honor y un privilegio, indicó.

Diplomático de brillante carrera, doctor en Ciencias Históricas y un gran conocedor de los vinos españoles, el embajador Kuznetsov auguró grandes perspectivas para el vino español en su país, siempre que se haga un mayor esfuerzo de promoción y ofreciendo a la clase media un vino con buena relación calidad-precio, algo que no está presente actualmente en la Federación rusa.

En cifras, Rusia importó en 2010 531 millones de litros de vino de todo el mundo. La presencia del producto español creció en más de un 40%, suponiendo el tercer mercado en cuanto a la cantidad, y el séptimo en cuanto al valor añadido. Esta diferencia, explicó Kuznetsov, obedece al hecho de que casi la mitad del vino español importado por Rusia es a granel, aunque las importaciones de envasado y espumosos van en aumento. El diplomático indica que el vino es un producto nuevo para el ciudadano ruso, pero su cultura se está desarrollando muy rápidamente, lo que le convierte en un dinámico mercado, "donde el comercio del vino entre Rusia y España tiene grandes perspectivas".

El embajador ruso explica que el mercado de su país es muy competitivo donde todos los países productores de vino quieren estar presentes, siendo las superficies comerciales el mejor indicador de la posición de los vinos del mundo. En el caso de los españoles, destaca Kuznetsov, se da la contradicción de que, por un lado, hay mucho vino a granel "pero es un vino anónimo, la marca España no está muy presente" y por otra parte, están las marcas más conocidas de categoría de Rioja, Ribera de Duero, Priorato.

Sin embargo, para el diplomático ruso, "falta la presencia de vino español con óptima relación calidad-precio para la clase media, no encuentras este producto en los estantes de los comercios". Actualmente, los vinos más accesibles, los que dominan el mercado son los vinos de Chile, Argentina y otros países.

Prometedor futuro para los vinos de Castilla-La Mancha

En relación a la zona vinícola de Castilla-La Mancha, el embajador Kuznetsov asegura que esta región tiene un gran y prometedor futuro como exportador de vino a Rusia "por la sencilla razón del impresionante progreso tecnológico experimentado en las bodegas, con vinos embotellados de gran calidad en provincias como Ciudad Real y Toledo". "Creo, añade, que éste es precisamente el vino que podría hacer competencia a los vinos chilenos, que tienen la relación excelente precio-calidad". Insiste en que hace falta una estrategia comercial más coherente, inteligente, insistente y agresiva "para ocupar un lugar en el mercado ruso pues tienen todo lo que es necesario para una presencia más importante".

Por último, el embajador se declara un consumidor de vino bastante moderado, apreciando especialmente el rol del vino como instrumento que fomenta las amistades, las relaciones humanas y la cultura. Reconoce tener bastantes amigos bodegueros en Castilla-La Mancha y Castilla y León, donde ha sido nombrado cofrade de honor (por Valdepeñas y Ribera de Duero) Señala que es un placer visitar FENAVIN, "he estado varias veces en bodegas de Castilla-La Mancha y aprecio la calidad del vino".

El coordinador de la mesa, Jesús Palacios, considera que la evolución del vino español en Rusia ha sido creciente pero muy desigual. Bajo su punto de vista, las perspectivas del mercado ruso son mucho más interesantes a medio plazo que las de otros países emergentes como China, Japón o Australia. No obstante, reconoce que hasta llegar a situar el vino de calidad español en puestos de cabeza, como lo están la aceituna y el aceite de oliva virgen, "hay que trabajar mucho, superar los escollos de la burocracia arancelaria rusa, y sobre todo apoyar y apostar por la calidad para que los vinos españoles sean una referencia estable, creciente y bien definida para el consumidor ruso".

Consumo per cápita de 5 a 7 litros

El consumo medio de vino se sitúa de 5 a 7 litros por persona y año "aunque esta tendencia está cambiando gradualmente", asegura. En las grandes ciudades como Moscú o San Petersburgo, explica el enólogo, el consumo masivo de vino está orientado hacia el vino de mesa barato de menos de tres euros, si bien existe un sector de la población con un extraordinario poder adquisitivo que consume vinos caros y muy caros sin importarles el precio, además de una clase media emergente que regularmente consume vinos de gama media o alta.

Respecto a los productos de La Mancha, Palacios valora iniciativas como la de los Vinos de la España del Quijote, "es una muy buena carta de presentación, pero iniciativas como ésta deben ir asociadas a la buena calidad y la excelencia". Asimismo, desde su punto de vista, la marca España en vinos hay que implantarla en Rusia con campañas de marketing que deberían ser apoyadas por la Administración.

"Hay que promocionar los vinos de segmento medio-alto y alto"

Por su parte, la doctora en Ciencias Políticas Alesia Slizhava, especialista en la introducción de vinos españoles en Rusia, señalará en su ponencia las dificultades y barreras con las que se encuentran los vinos españoles en Rusia.

Actualmente con Rusia están trabajando más de 80 bodegas españolas, y los vinos más conocidos y más apreciados allí son de Rioja, Ribera del Duero, Priorato, Navarra, Jerez y Penedés, aunque están representados vinos de más de 30 regiones en total. Para la experta, "es evidente que hace falta dar conocer otras DO e introducir el vino español de segmento alto/medio-alto bastante más, "a los ciudadanos rusos les gustan cosas nuevas, que estén de moda; además el poder adquisitivo de la clase media rusa está mejorando".

Entre los problemas a solventar, Slizhava se refiere a la "mala imagen" adquirida por el vino español debido a algunos caldos baratos y de baja calidad exportados con los que se satisface gran parte de la demanda, "muchas de dichas exportaciones a granel se embotellan en Rusia, y se venden como 'vino español' haciendo diferentes mezclas que, a largo plazo pueden perjudicar al vino español".

En opinión de la experta bielorrusa, es muy importante promover buenas acciones de marketing sobre el vino español y disponer de establecimientos permanentes de empresas españolas, "sería interesante tener algún apoyo de gastronomía, vinculándolo con el queso, jamón o aceite".

Por su parte, el reputado sumiller español Javier Gila expondrá en FENAVIN los gustos vinícolas de los ciudadanos rusos, "prefieren vinos potentes, estructurados, de zonas reconocidas, en definitiva les gustan los vinos tops, exclusivos". Como sumiller del hotel Ritz y Lavinia, describirá el consumo de los clientes rusos en estos conocidos sitios.

También intervendrá en la conferencia de FENAVIN el empresario José Manuel Pérez Pascuas, ofreciendo una interesante visión como exportador de vinos de sus bodegas de Ribera de Duero (Hermanos Pérez Pascuas) al mercado ruso. En los ocho o diez años de experiencia, Pérez Pascuas señaló sentirse "encantado y sorprendido" de las ventas dirigidas a un segmento alto de la población: clientes particulares, tiendas especializadas y restaurantes de alto nivel, "nunca imaginamos los resultados que hemos obtenido", subrayó. A diferencia de otros países, explicó el bodeguero, en Rusia han vendido vinos caros a un precio elevado.

Pérez Pascuas señala que en Rusia distribuyen 20.000 botellas de un volumen global de la bodega de 550.000 o 600.000 botellas, "un porcentaje representativo y que va creciendo pese a la crisis, pues quien tiene dinero en Rusia, tiene mucho dinero". El empresario castellano considera que los importadores y distribuidores necesitan el apoyo y "cariño" de las bodegas, para lo que también es conveniente y aconsejable que éstas se impliquen directamente en el país haciendo catas, presentaciones, etc.

De los más de 35 países donde esta bodega castellano y leonesa está presente, la Federación rusa se sitúa entre los 3 o 5 mejores. La bodega se fundó en 1980 y entre sus marcas está 'Viña Pedrosa' y 'Pérez Pascuas', además de 'Cepa Gavilán' y 'Finca la Navilla'.

Volver