Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

El experto en gastronomía Gonzalo Sol revitalizará en FENAVIN el debate de viticultores y bodegueros sobre el descenso del consumo interior de vino

El escritor madrileño coordinará el día 12 de mayo una mesa redonda en la Feria Nacional del Vino, escaparate que califica de extraordinario pues "es el que mejor ha crecido y el que mayor porvenir tiene"

05.05.2011 | 

El escritor y especialista en gastronomía y vinos, Gonzalo Sol de Liaño, planteará en FENAVIN, que tendrá lugar del 10 al 12 de mayo en Ciudad Real, el problema del descenso del consumo interior, una de las principales barreras a la que se enfrentan viticultores y bodegueros a la hora de comercializar sus productos en España.

El también Premio Nacional de Gastronomía considera que es preciso revitalizar esta gran dificultad del mercado nacional para buscar posibles soluciones entre todos los agentes implicados. En la mesa redonda 'Descenso en el consumo interior. ¿Qué hemos hecho mal?', el día 12 a las 10 horas, Sol de Liaño expondrá la realidad actual de la situación para lo que contará con la intervención de un bodeguero y un agricultor.

Gonzalo Sol señaló que en los últimos 30 o 35 años, el vino ha sido protagonista como nunca lo había sido, con la proliferación de clubes, catas, guías, revistas especializadas, sumilleres, etc., pero, sin embargo, su consumo ha caído en un 80 por ciento, algo que tampoco había ocurrido anteriormente. España, dijo, consume en la actualidad unos 14 litros per cápita cuando en los años 70 la cifra era de 70 a 75 litros por habitante y año.

Además, respecto a otros países europeos u otras zonas vinícolas, en nuestro país se bebe, por ejemplo, la cuarta parte que en Dinamarca, la mitad que Suiza y California o el 20-25% de Francia e Italia, informó. A este respecto, indicó que los franceses consumen cuatro o cinco veces más que los españoles "y no tienen más accidentes de tráfico que España ni más adictos". Es consciente Sol de Liaño de que en nuestro país es imposible volver a consumos de los años 70, ni tampoco a los 50 litros, pero sí se podrían alcanzar los 35-40.

Mientras tanto, en opinión del experto, el vino español se sigue defendiendo con la exportación aunque a costes baratos, con un precio medio de 1,09 euros por litro "con mínimos como los 0,30 euros en los tres millones de hectolitros que se han vendido al país galo".

"¿Qué hemos hecho mal?"

"Algo hemos hecho mal", lamentó el experto culinario, mencionando entre otras cuestiones el arranque de 650.000 hectáreas de viñedo, el problema de las bodegas que no pueden exportar, el poco apoyo del Gobierno al sector y a la promoción del vino, el a veces excesivo coste en la restauración, y la mala vinculación en los medios de comunicación del vino con el alcohol, cuando paradójicamente el consumo de éste se ha incrementado notablemente y aquel ha bajado en picado. A este respecto, Gonzalo Sol aclaró que la Ley 24/2003, de la Viña y el Vino aprobada en las Cortes define al vino, en su artículo 2, como "el alimento natural obtenido exclusivamente por fermentación alcohólica, total o parcial, de uva fresca, estrujada o no, o de mosto de uva".

Otros errores, a su juicio, han sido la divulgación muy específica y poco comprensible de las propiedades del vino para el común de los mortales "personalmente huyo de cosas como que el color de un tinto se asemeja al de la picota madura, o tiene connotaciones a regaliz". La desaparición de la mesa familiar ha sido un cambio social determinante que también ha podido influir en el consumo, "de niño siempre había vino en la mesa de mi casa, mi padre que era médico lo consumía y no me dejó beber hasta los 18 años, pero hoy el hijo come en el colegio y los padres apenas tienen tiempo por el trabajo de reunirse en el hogar".

Marca España

Sol de Liaño coincidió plenamente con la propuesta que el presidente de FENAVIN, Nemesio de Lara, hizo en la presentación de la Feria: crear una marca España, igual que se ha hecho en Francia o para los vinos de California. "Estoy totalmente de acuerdo, pues por ejemplo en Burdeos, con más de 15 denominaciones de origen, se habla de vino de Burdeos o vino francés, no de las DO específicas". Sin embargo, como desventaja, apuntó la enorme competitividad de las bodegas y denominaciones de origen, así como los intereses políticos de algunas comunidades autónomas.

El escritor madrileño participó en la quinta edición de FENAVIN en una mesa redonda junto al economista Ramón Tamames, con quien le une una gran amistad desde hace muchos años, pues estudiaron en el mismo colegio y universidad. En sus calificaciones sobre la Feria, indicó que es extraordinaria, "la que mejor ha crecido y la que mayor porvenir tiene" con un más que apasionante programa cultural.

Para Gonzalo Sol, los vinos de España son extraordinarios, "nunca se habían bebido vinos tan buenos, con mayor número de bodegas e infinidad de marcas". A veces, agregó, se hace difícil la selección en la restauración, actividad importante para la comercialización del sector vinícola que actualmente sufre las secuelas de la crisis.

Gonzalo Sol de Liaño (Madrid, 1935) es autor-editor de las primeras guías gastronómicas que se editaron en España, recibiendo el Premio Nacional de Gastronomía por ello, además de por su divulgación periodística en infinidad de artículos, columnas y revistas especializadas. En 2008 recibió el premio Canal Cocina al mejor programa de radio y Premio Maître 5 Estrellas como mejor profesional del periodismo gastronómico. Actualmente dirige el programa de radio ""Comer, Charlar y Beber"" los sábados en radio Intereconomía. Ha publicado varios libros sobre gastronomía, actualmente prepara su obra 'Caza y Cocina".

Volver