Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Médicos de distintas especialidades hablarán de los datos y estudios que defienden las ventajas del consumo moderado de vino frente, incluso, a la abstención

Jesús Fernández

Jesús Fernández

El gerente del Hospital General de Ciudad Real, Jesús Fernández Sanz, coordinará la mesa redonda de Vino y Salud de FENAVIN donde el mensaje a trasladar será los numerosos efectos saludables del vino tomado a las dosis adecuadas

03.05.2011 | 

Médicos especialistas de cardiología, digestivo, endrocrinología, psiquiatría y reumatología difundirán en la Feria Nacional del Vino, que se celebra del 10 al 12 de mayo, los enormes efectos beneficiosos que el vino, como alimento y a las dosis adecuadas, aporta a la salud.

En la segunda mesa redonda de Vino y Salud que FENAVIN acoge, organizada por el Hospital General de Ciudad Real y patrocinada por la Fundación Tierra de Viñedos, se introducen nuevas líneas de trabajo médicas con aportaciones interesantes, como la de psiquiatría. El gerente del hospital ciudadrealeño, Jesús Fernández Sanz, coordinará la mesa-coloquio, que tendrá lugar el 11 de mayo a las 12 horas en el aula 4, donde se pretende dar una visión general de las especialidades más relacionadas con el vino, tanto desde el punto de vista nutricional como los aspectos cardiosaludables, el comportamiento del vino como alimento a lo largo de la vida o el uso de la sustancia.

El presidente de FENAVIN, Nemesio de Lara, destacó la trascendencia de esta actividad ya programada en una anterior edición, "el maridaje, la fusión entre vino y salud es el mejor marketing posible para este producto". Igualmente confía en la gran acogida que tendrá esta segunda mesa redonda de salud, con nuevas e interesantes aportaciones médicas.

En el foro, los especialistas pondrán de manifiesto la recomendación de incluir el vino como alimento en la dieta, "la salud es una preocupación continua para la gente, y el ciudadano está deseoso de saber que el vino es bueno, despierta interés que los facultativos trasladen los beneficios de este producto", comentó Fernández.

En opinión de Jesús Fernández, habría que ser más insistentes en transmitir el contenido alimentario del vino, como ocurre con el aceite de oliva. A este respecto, echó en falta una mayor conexión entre las asociaciones de maîtres, gourmets, catadores, etc., con la parte médica, "sería muy productivo que nos tuviesen en cuenta" por lo que agradeció especialmente la implicación y el compromiso de FENAVIN.

En las intervenciones médicas del foro, abrirá el turno el digestólogo Eduardo Rodríguez Sánchez quien, a modo de introducción, guiará a los asistentes hacia las premisas de que el vino es un alimento de la dieta mediterránea tremendamente placentero al cual no se puede renunciar, "pero siempre con criterios de moderación para que sea útil y beneficioso".

A este respecto, indicó que, científicamente, está demostrado que los límites de tolerancia de alcohol se sitúan entre los 35 y 40 gramos de alcohol al día en el hombre, que se reducen a 25-30 gramos en el caso de la mujer. Un litro de vino de 12 grados, explicó Rodríguez Sánchez, alcanza entre los 100 o 120 gramos de alcohol "por lo que el límite estaría en los 200-250 centímetros cúbicos de vino, no más allá de tres vasos diarios". Además, apuntó el especialista, el vino tiene una menor concentración de alcohol que otras bebidas y procede de la fermentación, no de la destilación.

Por ello, el digestólogo señaló que no existe problema alguno en que se consuma vino a diario en las cantidades recomendadas, aclarando que "no es una medicina, sino un alimento beneficioso tomado con moderación, como todo en la vida".

Beneficios cardiovasculares

Por su parte, el cardiólogo Ignacio Sánchez aportará las conclusiones de estudios experimentales en los que se puede visualizar que el riesgo cardiovascular se puede reducir con el consumo moderado de vino, es decir, dos o tres copas al día en el hombre y una a dos en la mujer, dependiendo del metabolismo. El vino, sobre todo el tinto, explicó, posee efectos antioxidantes, reduce el colesterol malo, evita que progrese la arterioesclerosis y que se reduzca el riesgo de ateromatosis generalizada a nivel vascular.

Pese a que no hay investigaciones suficientemente rotundas, "se sabe, se tiene claro que el vino a dosis pequeñas o moderadas es beneficioso para la salud cardiovascular". Recordó que muchas universidades del mundo están investigando bioquímicamente los efectos reales del vino, siendo España una potencia en este sentido, entre ellas Granada, algunas universidades del norte y la de Castilla-La Mancha.

El endocrinólogo Miguel Aguirre mostrará la parte nutricional y del metabolismo, indicando que algunos componentes fenólicos del vino aportan beneficios sobre el colesterol bueno, disminuyendo el riesgo de coagulación y evitando enfermedades como la trombosis.

Pero fue más allá el jefe de Endocrinología del hospital ciudadrealeño al señalar que el consumo moderado de vino es incluso mejor, sanitariamente hablando, que la abstención. La revista científica British Medical Journal recoge diferentes estudios de calidad en el que se da cuenta de los efectos beneficiosos del producto, como el aumento del colesterol bueno y la reducción de las grasas adiposas.

El consumo óptimo de vino es diferente según la edad y el sexo. "La mujer tiene una tolerancia menor, posee una masa más grasa y menos cantidad de agua corporal, lo que le hace más sensible a los grados de alcohol, igual que ocurre en las personas ancianas".

Predisposición genética

Pocas veces se conoce la visión de un psiquiatra sobre el vino. FENAVIN ha invitado a la mesa redonda de Vino y Salud al psiquiatra y jefe de la Unidad de Trastornos Alimentarios del hospital de Ciudad Real, Luis Beato, donde el especialista señalará que lo importante de este producto es que ayuda al individuo a sentirse y relacionarse mejor, "hace sentirnos mejor el disfrutar de una copa de vino en una comida acompañado de amigos o familiares".

Asimismo, comentará las repercusiones médicas del vino como adicción en algunas personas, advirtiendo que la sustancia no crea la adicción sino que existe una predisposición genética previa en esa persona; "el problema está en el adicto, no en la sustancia; en una persona con adicción al ejercicio físico, la conducta compulsiva está en la persona, no en el deporte realizado". Por ello, indicó Beato, "no hay que demonizar ciertas cosas sino aprovecharlas en su justo término".

También intervendrá el reumatólogo Javier Paulino Tévar, que en este "maridaje de vino y salud" tratará los beneficios que aporta, en pequeñas dosis, en las personas mayores con artrosis. Citó el estudio realizado en Francia sobre el efecto paradójico de la dieta de los franceses y estadounidenses, observando un porcentaje más bajo de infartos y episodios vasculares en los primeros, debido al vino y otros alimentos como el foie.

Para Javier Paulino, que ya participó en el primer foro de Vino y Salud, es preciso que a los jóvenes también se les infunda el amor por el vino, como ha hecho la Rioja, "es más seguro y menos nocivo que cualquier bebida de botellón", indicó.

"FENAVIN es espectacular, no deja de sorprenderme"

Por último, Jesús Fernández Sanz consideró que FENAVIN es una feria espectacular, el evento más importante de Ciudad Real y Castilla-La Mancha de los últimos años, "no deja de sorprenderme y seguro que también al resto de personas; rompe fronteras y da a conocer Ciudad Real desde otro punto de vista", afirmó. La pretensión del gerente del hospital es poder continuar desarrollando en FENAVIN este gran foro de vino y salud, aunque potenciando la participación internacional sin olvidar la perspectiva local.

Volver