Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

"Nuestros premios pretenden propiciar un acercamiento entre la sociedad real y el sector vitivinícola de Castilla-La Mancha"

Así de contundente se ha mostrado Rafael Puyó, secretario general de AEMZU y ASEVICAMAN, asociación que este año entrega por primera vez los premios Racimo de Plata en el marco de FENAVIN

26.04.2011 | 

La edición 2011 de FENAVIN, que se celebra del 10 al 12 de mayo en Ciudad Real, es el escenario elegido por la Asociación de Empresarios Vitivinícolas de Castilla-La Mancha (ASEVICAMAN) para presentar los nuevos premios Racimo de Plata que pretenden "propiciar un acercamiento entre la sociedad real y el sector vitivinícola de Castilla-La Mancha", como explica su secretario general, Rafael Puyó para quien cada vez se hace más necesario promover los valores epicúreos del vino, por encima de los academicistas, idea que resume bajo la máxima: "Si un vino te gusta y te resulta placentero no es necesario saber nada más".

Así pues, los premios Racimo de Plata de ASEVICAMAN nacen con el objetivo de "fomentar un encuentro social entra la cultura vitivinícola y un personaje relevante que promueva las bondades de todos los productos vitivinícolas castellano-manchegos sin excepción, es decir, de vinos en todas sus versiones, mostos y zumos de uva y vinagres de vino y vinagres balsámicos", explica Puyó.

Para el secretario general de ASEVICAMAN, de la Asociación Española Empresarial de Mostos y Zumos de Uva (AEMZU) y de esta misma asociación a nivel regional en Castilla-La Mancha, lo fundamental es que la sociedad entienda que el mundo vitivinícola no es para entendidos, es un sector que forma parte de la sociedad y como tal hay que entenderlo, sin olvidar, además que el vino está considerado como un alimento tanto por la normativa nacional como internacional. "Hay que desacralizar el vino y convertirlo en lo que predica la ley: un alimento natural", y "expandir la declaración de patrimonio inmaterial de la humanidad, de la dieta mediterránea".

En este sentido, Rafel Puyó subraya el hecho de que las asociaciones a las que pertenecen están adscritas al proyecto Wine in Moderation, que fomenta el consumo responsable y moderado del vino. "Y a estos dos adjetivos, moderado y responsable, yo añadiría el de alimentación inteligente apetecible", apostilla el secretario general.

Junta directiva ASEVICAMAN

Previamente a la entrega del Racimo de Plata, ASEVICAMAN celebrará su junta directiva anual, como sucediera en ediciones anteriores de FENAVIN, con su presidente al frente, Miguel Ángel Valentín, y directivos, entre otros, de los asociados "Félix Solís S.A.", "J. García Carrión S.A.", etc.

Volver