Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

"En Japón pueden incrementarse las importaciones de vino español siempre que se motive la demanda"

Chieko Konagaya, analista de mercado de la Oficina Económica y Comercial de España en Tokio

Chieko Konagaya, analista de mercado de la Oficina Económica y Comercial de España en Tokio

Chieko Konagaya, analista de mercado de la Oficina Económica y Comercial de España en Tokio analizará las especificidades de este mercado en FENAVIN 2011

08.04.2011 | 

La especialista Chieko Konagaya, de la Oficina Económica y Comercial de España en Tokio se muestra optimista al analizar la situación del vino español en Japón. No en vano las importaciones de vinos españoles presentan un crecimiento anual constante desde el año 2000, lo cual demuestra que pueden seguir incrementándose siempre que se consiga motivar la demanda y los productos sean los adecuados para el mercado. El próximo 11 de mayo Konagaya profundizará sobre éste y otros aspectos en su ponencia "El mercado de vino en Japón- La tendencia de los últimos años" impartida en el marco de FENAVIN 2011.

Según los últimos datos, facilitados por la experta, si bien las importaciones de vino español han venido incrementándose en los últimos años, este hecho se acentuó en 2009, alcanzando la cifra del millón y medio de cajas. Lo cual supone un aumento del 46,2% respecto a los datos de 2008. Además, España, durante el año 2010 se ha convertido en el cuarto país importador de vino a Japón por volumen, con una cuota de mercado del 10%, mientras que, si hablamos en términos de valor, ocupa la quinta posición, con un 5% de cuota.

Occidentalización y efectos saludables del vino

Como muestran los trabajos de Konagaya, en la actualidad, varios factores contribuyen al crecimiento del mercado del vino en Japón. En primer lugar, la continua occidentalización de la sociedad y, por otro lado, el reconocimiento del vino como un producto beneficioso para la salud y el establecimiento de una cultura del vino, en un país en el que el vino no es una bebida tradicional.

En cuanto al caso concreto de España, teniendo en cuenta los estudios de la analista de mercados, el conocimiento de nuestros vinos ha ido en aumento en el mercado japonés, mejorando la imagen considerablemente en los últimos años. Esto se debe a que el auge que está viviendo la comida mediterránea parece haberse trasladado de Italia a España, con la apertura sin cesar de bares y restaurantes de tipo español por todo el país, lo cual ha motivado que aflore un creciente número de importadores de pequeña escala que distribuyen vino español, así como comidas, a este tipo de bares, lo cual a su vez ha provocado que los grandes distribuidores revisen su cartera de productos.

No obstante, la empresa española que quiera exportar vinos a Japón debe tener en cuenta que se trata de un mercado muy centralizado, competitivo y exigente, en el que Tokio es el centro de referencia, el lugar donde surge la tendencia, así pues, un buen comienzo para exportar a este país sería comenzar en esta ciudad.

Necesidad promocional

Konagaya subraya que el productor español debe, asimismo, valorar cuidadosamente la forma de entrar en el mercado japonés y en sus trabajos aconseja buscar un socio, importador o agente local que actúe en primer lugar como intermediario y que posicione correctamente los vinos. Además, insiste en la idea de que la mejor forma para ser competitivo y atractivo de cara a los importadores es plantear un buen plan de negocio, apoyado en actividad promocional.

En este sentido, la especialista distingue diversas carencias y defiende que además de la promoción institucional que se realiza se debería contar con el apoyo del importador o del socio local en este concepto. A este respecto juzga fundamental la participación en las ferias japonesas como Foodex y Spain Gourmetour.

A su vez en sus análisis se afirma que la presentación es muy importante y que no se debe confiar únicamente en la calidad del producto, sino que se debe utilizar un embotellado de calidad, atractivo para el consumidor y un etiquetado adecuado así como adecuar precios y tamaños.

En cuanto al tipo de vino, afirma que si antes el consumidor se decantaba por vinos blancos ahora también se está abriendo a los tintos sin mucha graduación y a los espumosos. Mientras que el perfil del consumidor es, sobre todo, el de mujeres de entre 20 y 40 años que trabajan en ciudades grandes.

Así pues, aunque existen carencias, se puede afirmar que, según las tendencias actuales, los vinos españoles presentan un gran potencial, por lo que Chieko Konagaya les augura un buen futuro en el mercado japonés.

Volver