Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

FENAVIN ayuda a colgar el cartel de “completo” en los hoteles de Ciudad Real y un radio de 50 kilómetros, con reservas, incluso, hechas en la anterior edición

Los profesionales demandan alojamiento con gran antelación

Los profesionales demandan alojamiento con gran antelación

La capital y localidades de la comarca no tienen desde la primavera-verano de 2010 ninguna habitación disponible para los días de la feria, por lo que derivan a los participantes a otros municipios más alejados

06.04.2011 | 

Todos los hoteles y alojamientos de Ciudad Real y de otras localidades de la comarca están al 100% de ocupación para FENAVIN, que abrirá sus puertas entre el 10 y el 12 de mayo próximos. En cada edición, las reservas se adelantan más y ya son muchos los profesionales y expositores que habían reservado el mismo hotel de la anterior edición o, al menos, han hecho su reserva con un año o seis meses de antelación, una vez conocida la fecha del certamen. Algunos establecimientos, incluso, abren una lista de espera por si a última hora se producen anulaciones o, en todo caso, los derivan o les aconsejan establecimientos de otros municipios.

Algunos hoteles de Ciudad Real albergan, en un porcentaje bastante elevado, a clientes habituales, bodegueros que han acudido durante todas las ediciones y repiten alojamiento, como ocurre en el hotel Doña Carlota. En otros casos, como el hotel NH, Paraíso y Santa Cecilia, acogen importadores. Ocurre lo mismo también en el hotel Guadiana, cuya jefa de recepción, Irene García, apuntó que los compradores procedentes de Japón han confirmado con la suficiente antelación “temerosos de que se quedaran sin habitación, pensando que no se contaría con ellos tras el tsunami y la crisis nuclear”.

Teófilo Arribas: “FENAVIN es también un éxito para la hostelería”

En las poblaciones de alrededor de Ciudad Real, como Almagro, Ballesteros, Carrión, Daimiel, Torralba de Calatrava o Valverde, está todo ocupado en los alojamientos pequeños de hasta 30 habitaciones, quedando alguna plaza libre en el Parador de Almagro, aunque suele llenarse, como en todas las ediciones. En la Hostería Valdeolivo, su propietario, Teófilo Arribas, señala que un 80% de las reservas son de habitaciones individuales, y que todos los años están llenos, con transporte facilitado por la propia feria. El también presidente de la Asociación de Hostelería y Turismo de Ciudad Real, colectivo que también colabora en la feria, señaló que FENAVIN “ha desbordado todas las previsiones desde la primera edición, está siendo un éxito también para la hostelería, afortunadamente”.
El Palacio de la Serna, de Ballesteros, no había tenido profesionales de FENAVIN hasta este año debido a compromisos previos, y sin embargo, ya tiene prácticamente todo reservado, según reconoció su propietario, Eugenio Sánchez Bermejo. En el hotel Campoblanco, también al 100%, pernoctan bodegueros catalanes y gallegos, ya conocidos de otros años, que se llevan comida preparada para la feria, “en el hotel se hacen menús para llevar, ellos ya lo conocen y lo piden, normalmente cosas típicas de La Mancha”, dijo Julián Galindo, encargado del restaurante.

Atención especial merece el Hotel Spa Alarcos de Valverde que, con solo seis habitaciones, está reservado desde la edición anterior por bodegueros de la zona del Duero, La Rioja y Cataluña. No obstante, no paran de llamar profesionales conocedores de las prestaciones que ofrece, “se ha corrido la voz en la feria y con la difusión en internet, son muchos los que quieren venir a alojarse aquí, pues cuentan con los servicios añadidos del circuito termal, baño turco, masajes, cosa que agradecen pues acaban agotaditos de la feria”, afirma su directora-gerente, Rosa Puebla Marín. La crisis ha impedido que ampliara el negocio en otras tantas habitaciones como tenía previsto, “muchos profesionales de FENAVIN me lo han preguntado para venir con sus familias, pero no puedo construir una fase más solo por la feria, ojalá y fuese más veces”, confiesa. Y es que también hay participantes en la feria que, sin tener habitación, acuden a los servicios del spa. La disponibilidad del establecimiento es tal que incluso la directora ofrece su propio vehículo para llevar a los clientes a FENAVIN, si fuese necesario.

En otras localidades menos cercanas, como Manzanares, La Solana, Valdepeñas o Puertollano, las cifras de reservas son dispares. En el Parador de Manzanares se alcanza el 60%, aunque esperan una mayor ocupación; en el Castillo de Pilas Bonas, su propietario-gerente, Hilario Tolosa, indica que aún tienen habitaciones disponibles para el 10 y 11, aunque señala que aún es muy pronto, algo que también indican desde el hotel Verona y Cabañas de Puertollano, que esperan que entren más reservas en estos días. En el hotel Veracruz, de Valdepeñas están al 63%, aunque en las cinco ediciones anteriores de FENAVIN han colgado el cartel de completo.

Volver