Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

"¿Alguien es poderoso por ser bodeguero, o se hace bodeguero porque es poderoso?"

Ese ha sido el punto de partida de la mesa redonda titulada 'Bodeguero por afición' que Paz Ívison ha dirigido en FENAVIN

06.05.2009 | 

Paz Ívison es una de las personas más queridas del panorama vinícola español y una gran conocedora de los Vinos de Jerez. En su introducción ha recorrido la historia de la figura del bodeguero en España, desde los tiempos de las grandes familias bodegueras de Jerez, Rioja y Cataluña hasta la explosión de finales del siglo XX y principios del XXI, con el surgimiento de los 'vinos de autor', los 'vinos de consultor' y los bodegueros 'por busca de status'. A estos últimos se refiere especialmente la frase con que Paz Ívison ha comenzado la actividad: "¿Es poderoso el bodeguero, o es bodeguero porque es poderoso?".

Sin embargo, los cuatro invitados a la mesa redonda pertenecen a otro tipo bien distinto. No buscan ni fama, ni dinero ni poder. Simplemente, sienten pasión por el vino. Es el caso de Roberto Verino, diseñador de moda que no precisa presentación, pero que llegó a identificarse con su tierra, la región gallega de Monterrei, y con sus uvas autóctonas para fundar la bodega 'Gargalo'. Se define a sí mismo como viticultor -"soy bodeguero como consecuencia del viñedo"-, y considera que, en todo caso, el continente es más importante que el contenido, "aunque lo ideal es que ambos aspectos tengan una base común y un desarrollo paralelo".

Emilio Valerio es Teniente Fiscal de la Audiencia Provincial de Madrid, aunque ha ocupado durante varios años el cargo de Fiscal de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid. Está convencido de que el desarrollo sostenible y la correcta ordenación del territorio pasan por la promoción de iniciativas económicas de pequeño y mediano tamaño en el ámbito rural. Esa es la filosofía que impregna su bodega, 'Laderas de Montejurra' en Navarra. En referencia a él mismo y a sus compañeros de mesa afirma que "somos empresa pequeñas, pero hacemos vinos buenos, o muy buenos, y además somos rentables'. Valerio, firme creyente en la agricultura biodinámica, ha polemizado con otro de los invitados, Jesús Barquín, al respecto de estas prácticas agrícolas.

Barquín (director del Instituto Andaluz Interuniversitario de Criminología de la Universidad de Granada y profesor titular de universidad) es fundador y miembro destacado del Equipo Navazos, un grupo de apasionados por el Jerez responsable de la colección "La Bota de…". Se trata de una serie de ediciones limitadas de vinos procedentes de botas seleccionadas en las mejores bodegas andaluzas, que ha obtenido un gran reconocimiento. Barquín ha comentado que, "casi por casualidad empezamos a buscar y a embotellar grandes vinos de Jerez, para nosotros mismos, para amigos y para personas cercanas... pero sobre todo para que no se pierdan algunos de los grandes viñedos andaluces que están en peligro".

Finalmente, Juan Palomar, cirujano urólogo de talla internacional, es el responsable de la Bodega Buenavista que elabora la gama de vinos Veleta, vinos "casi de corte californiano", como él mismo afirma. Su principal razón para hacerse bodeguero ha sido devolver a su pueblo (Ugíjar, en La Alpujarra granadina) parte de lo que recibió en su infancia, y contribuir a evitar la degradación del entorno rural e incluso la posible desaparición de la población.

Volver