Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Custodio Zamarra: "FENAVIN es la feria más importante del país"

El sumiller del Zalacaín ha participado en la mesa redonda "Manchegos ilustres de la gastronomía y el vino" coordinada por el periodista Luis del Val, y en la que han participado también el enólogo Miguel Ángel de Gregorio y los cocineros Adolfo y Abraham García

06.05.2009 | 

El periodista Luis del Val ha coordiando la mesa redonda "Manchegos ilustres de la gastronomía y el vino", celebrada en el marco de FENAVIN-2009 en el que han participado el enólogo Miguel Ángel de Gregorio, los cocineros Adolfo y Abraham García y el sumiller Custodio Zamarra, quien ha definido a FENAVIN "como la feria más importante de España, ya que ha reunido a un gran número de bodegas y viticultores".

Adolfo Muñoz, "único conocido por su patronímico junto con Adolfo Suárez", según ha apuntado Del Val, ha declarado que "La Mancha cala a las personas que tenemos interés en lo local y regional". "Los castellanomanchegos hacemos patria, pues llevamos nuestra bandera allí donde vamos, aunque en ocasiones es difícil pues hemos nacido casi de la nada", ha comentado.

Parafraseando al viticultor Richard Smart, una de las máximas autoridades mundiales en viticultura, Adolfo ha afirmado que "si el monstruo de La Mancha despertara muchas regiones viticultoras empezarían a temblar". Asimismo, ha opinado que "el mancheguismo es una filosofía austera".

Miguel Ángel de Gregorio, manchego de nacimiento pero riojano de adopción y propietario de las bodegas Finca Allende, en Briones (La Rioja), y Finca Coronado en Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real), ha declarado que la tierra donde nació, en Almodóvar del Campo (Ciudad Real) "es una tierra austera y sufrida donde sobrevivir no es fácil". En este sentido, ha destacado que en Castilla-La Mancha, donde solo existen dos estaciones (el invierno y el verano) no se han puesto aún en valor sus productos". Igualmente, ha afirmado que "Castilla-La Mancha sigue siendo la gran desconocida en el mundo entero".

Custodio Zamarra, definido por Luis del Val como el "catedrático de los sumilleres y el hada buena de un cuento debido a la elegancia y discreción que le caracteriza", ha confesado que cuando pasa por su gusto y olfato un vino manchego siente "pasión, ya que un vino es un vehículo que transmite amistad y placer".

Zamarra, que ha apuntado que oficia "una parroquia gastronómica denominada Zalacaín como monaguillo", cree que "las raíces manchegas jamás se pueden perder".

Abraham García, propietario del restaurante madrileño Viridiana, se ha definido como defensor de las uvas autóctonas. Además, ha declarado que "el vino castellanomanchego ha cambiado. En la actualidad se elaboran excelentes vinos, pues hasta ahora han exisito problemas de medios".

Volver