Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

El concepto de cata ciega cobra nuevo sentido en FENAVIN gracias a la colaboración de la ONCE

El presidente de la Asociación Madrileña de Sumilleres y sumiller del restaurante Aldaba, Luis García de la Navarra, dirigió la cata para ciegos

06.05.2009 | 

El concepto de cata ciega ha ganado matices nuevos gracias a la que se ha celebrado esta mañana en FENAVIN con la colaboración de la Organización Nacional de Ciegos Españoles. El presidente de la Asociación Madrileña de Sumilleres y sumiller del restaurante Aldaba, Luis García de la Navarra, ha dirigido una cata para personas deficientes visuales, que ha contado con una excelente acogida.

Como ha explicado García de la Navarra, con esta iniciativa se ha pretendido hacer llegar a las personas ciegas esos vinos que "hablan en otro idioma", haciendo especial hincapié en los que se producen en La Mancha, "ese gigante dormido que está despertando rápidamente".

Para el sumiller, las catas ciegas son práctica habitual entre los sumilleres, como forma de no dejarse influir a la hora de decidir si un vino es bueno o no. En esta ocasión sí ha explicado a los asistentes qué estaban probando y qué características tenían esos vinos, con el fin de que tuviesen la información más completa posible.

En cuanto a la diferencia entre una cata para personas que ven y una para aquellos que no pueden hacerlo es "ninguna", aseguraba García de la Navarra. "El mundo del vino es muy cercano, sencillo, popular, ha de ser de todos" afirmaba, "especialmente cuando contamos con unos vinos que tienen una relación precio-calidad fantástica".

Una veintena de personas con discapacidad visual han participado en esta actividad, para cuyo desarrollo ha sido inestimable la colaboración de la ONCE, cuyo director provincial, Cristino Ortuño, tampoco quiso perderse este evento. Se trata de la primera vez que la organización desarrolla una iniciativa de estas características en Castilla-La Mancha.

Volver