Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Rumanía un mercado potencial real para los vinos españoles

Nick Filip, Andrei Luca y Daniel Comanita

Nick Filip, Andrei Luca y Daniel Comanita

La conferencia "Perspectivas de futuro en el mercado rumano" expone la situación real de este país respecto al comercio en FENAVIN

05.05.2009 | 

Rumanía se ha convertido en la actualidad en un mercado potencial real para los vinos de nuestro país. Ésta ha sido la principal conclusión de la conferencia "Perspectivas de futuro en el mercado rumano para los vinos españoles" coordinada por el delegado de FENAVIN en Rumanía y presidente de la Asociación Hispano Rumana de Castilla-La Mancha, Daniel Comanita, en el marco de FENAVIN 2009.

Tras una breve exposición de la situación geográfica, demográfica y socioeconómica de este país, realizada por el primer consejero de Asuntos Europeos de la Embajada de Rumanía, Andrei Luca, se ha podido constatar que Rumanía es un mercado que ofrece un marco económico estable y oportunidades para la inversión.

Por su parte, el experto en vino en el mercado rumano, Nick Filip, ha ofrecido varias claves para entender la situación de consumo actual de Rumanía. Por ejemplo, ha afirmado que el 40% del consumo del país se realiza en la zona de Bucarest, una región en la que habita tan sólo el 10% de la población.

Filip también ha explicado que desde 2006, año en que Rumanía entró en la Unión Europea, las importaciones de vino se han ido incrementando, lo que significa que, siendo Rumanía un país productor, el mercado tiene capacidad no sólo para absorber su propia producción sino también la que compra en el extranjero.

De hecho, según Daniel Comanita "hay una oportunidad fantástica para los vinos españoles en el mercado rumano". En este sentido, asegura que "la evaluación de los consumidores rumanos sobre la calidad de los vinos españoles es buena y está determinada por las fuertes e inexplicables aproximaciones que existen ente los dos pueblos". "El único handicap -según Comanita- es que hay muy pocos vinos españoles en Rumania y los que existen son muy caros".

Rumania ha sido tradicionalmente un país vitivinícola importante, "pero en este momento hay mucho por hacer", explica. "En los últimos años han llegado inversiones extranjeras importantes: franceses, italianos y españoles que están transformando este sector. Existe un elemento fundamental representado por los fondos europeos que afectará de manera muy positiva este sector", agrega.

Volver