Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

El consumidor, pieza clave en la creación de marcas propias de vino

Germán Ramírez y Marie L. Calderón

Germán Ramírez y Marie L. Calderón

El responsable de marketing de vinos del Grupo Codorniu y la directora de Marketing & Ventas de Proodevo creen en la necesidad de creación de marcas para hacer negocio

05.05.2009 | 

El responsable de marketing de vinos del Grupo Codorniu, Germán Ramírez y la directora de Marketing & Ventas de Proodevo, Marie L. Calderón han sido los dos ponentes de la conferencia "Marketing del Vino II: ¿Cómo crear marca en el mundo del vino hoy en día?" que ha tenido lugar en FENAVIN 2009. Ambos han coincidido en la necesidad de escuchar más al consumidor y menos a los expertos a la hora de crear marcas.

Marie L. Calderón ha insistido en la idea de que, como definición, una marca transmite confianza al consumidor que, en general, le gusta probar diferentes marcas, pero se encuentra con lineales saturados. "En España se estima que hay 16.000 marcas de vino y la oferta, además, es complicada de entender para el consumidor ya que también se estima que sólo el 5% de ellos tiene ciertas nociones del sector. Si tenemos en cuenta que se tardan unos 18 segundos en elegir el vino en el lineal, el impacto de la marca tiene que ser muy potente para llamar la atención del consumidor", ha explicado.

Asimismo, directora de Marketing & Ventas de Proodevo ha afirmado que en el sector del vino no existen realmente grandes marcas. El productor más grande del mundo, E.J. Gallo, tan sólo tiene el 2% de cuota de mercado, por lo que aún queda mucho que hacer en lo que se refiere al branding.

Por su parte, Germán Ramírez ha opinado que lo que se quiere hacer no es crear marcas, lo que de verdad quieren todos los agentes del sector es hacer negocio y "las marcas no las crean quienes elaboran el vino, sino los propios consumidores, que son a quienes van dirigidas, aunque tú la puedes ayudar." Sólo después de un largo periodo de tiempo se consigue crear un marca en el mundo del vino, y siempre respondiendo a las necesidades del consumidor final (restaurantes, líderes de opinión, periodistas, etc…).

Para Ramírez entre los requisitos fundamentales para crear marca figuran ser el mejor, o el primero, o único, o el creador, "pero a veces no es necesario llegar tan lejos y basta con ser llamativo, sorprendente, divertido, interesante o simplemente bello. No obstante, el éxito siendo el mejor depende de que tu mensaje sea obvio o especial, de que quede claro y de que lo que digas sea relevante", ha explicado . También ha hecho hincapié en que es básico asegurarse de que lo que estás diciendo llega a alguien en concreto y que muchas veces es bueno intentar aproximarse a sectores minoritarios de consumidores que despiertan menos interés pero que son más receptivos.

El siguiente paso, una vez definido el producto, el mensaje y el objetivo, según el responsable de marketing de vinos del Grupo Codorniu, es el impactar, dejar huella en el consumidor para finalmente ejecutar el plan.

En resumen, las claves del éxito, siempre según Ramírez, pasan por arriesgarse, experimentar, innovar, crear, romper reglas y polarizar.

Volver