Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

La II Conferencia internacional de los vinos de la tierra de España reúne a representantes de 20 países

AVIMES en FENAVIN 2003

AVIMES en FENAVIN 2003

José García-Carrión, presidente de AVIMES: “Los países que progresan son los que utilizan la marca de vino del país”

09.05.2003 | 

   Cerca de 200 representantes de 20 países participan en la II Conferencia Internacional de los Vinos de la Tierra de España, que organizan la Asociación Empresarial de Bodegas de Vinos de España (AVIMES), la Asociación Regional de Empresarios Vitivinícolas de Castilla-La Mancha (ASEVICAMAN) y la Asociación Española Empresarial de Exportadores de Mostos y Zumos de Uva (AEMZU) en la II Feria Nacional del Vino (FENAVIN-2003).

   En la apertura, José García-Carrión, presidente de AVIMES, dejó claro que “habrá un antes y un después de esta segunda Conferencia de FENAVIN”, agradeciendo a la Junta de Comunidades el apoyo a los vinos de la Tierra, y afirmando que “los países que progresan son los que utilizan la marca del país, porque un oriental no retiene decenas de denominaciones de origen en cada país”.

   García-Carrión aseguró que “se necesita comercializar los VINOS DE LA TIERRA DE ESPAÑA, vender la marca de país con nitidez para ganar terreno a los competidores de terceros países, cada vez más incisivos, por lo que es urgente también realizar campañas a los consumidores sobre estos vinos, donde prime la profesionalización, apelando a la conciencia de las organizaciones implicadas en el sector”.

   En rueda de prensa, incidió además en que “baja el consumo del vino de forma alarmante y los vinos de la tierra de España necesitan publicidad y más publicidad sobre lo beneficiosos que son para la salud y el bienestar de los consumidores”, animando a “la unión de los países mediterráneos contra terceros países” para frenar su incursión en los mercados.

   Francisco Mombiela, en la inauguración, explicó la importancia del vino para la agricultura e industria de Castilla-La Mancha, al dar cabida la extensa geografía manchega a la mitad del viñedo del país, que se encuentra ahora en un fuerte proceso de modernización y reestructuración, para asegurar esos 38.000 empleos que genera el sector.

   El representante del Gobierno regional castellanomanchego especificó que en la actualidad hay más de 65.000 hectáreas reestructurándose de la variedad airén hacia otras como tempranillo, merlot, cavernet o syrah en Castilla-La Mancha, así como hizo hincapié en el carácter pionero de la legislación, como la Ley del Vino de la Tierra de Castilla, para dar valor a estos vinos en los mercados internacionales; o el Decreto de Reconocimiento de los Vinos de Pago Vitivinícolas y la Ley de la Viña y el Vino (8/2003) que entró en vigor este 8 de mayo (es decir ayer).

   En suma, esta región tiene un viñedo en plena reestructuración, apoyado por un esfuerzo institucional importante, y adaptando su normativa de producción para dar un producto de calidad al consumidor.

FUERA HIPOCRESÍAS

   A lo largo de esta sesión matutina, se debatió la designación Vinos de la Tierra de España “en un marco de autorregulación cualitativa, que permita una mayor apreciación y fácil cimiento por los consumidores e importadores de nuestros vinos de mesa con indicación geográfica”, señaló Rafael Puyó, secretario general de AVIMES, AEMZU y ASEVICAMAN. Así como se conocieron los planteamientos y propuestas de las bodegas de AVIMES y ASEVICAMAN respecto de las posibilidades comerciales de los vinos de mesa con indicación geográfica “Vinos de la Tierra”.

   Rafael Puyó insistió en que “hay que acabar con la idea de que el consumo del vino sólo es para eventos festivos, y consumirlo de forma habitual en las comidas y en nuestro tiempo de ocio, como el amigo diario de todos y como un alimento natural y sano que és, dejándonos de hipocresías sobre su ingesta, porque no es de recibo que España sea el principal consumidor de güisqui del mundo y el sexto de vino”.

   En el capítulo de experiencias y percepciones sobre el futuro de estos vinos, destacar la interesante ponencia de André Reboul, responsable filial del grupo Heineken, que expuso la evolución de las ventas de vinos del país en 15.000 restaurantes, cafeterías y hoteles de Francia.

LOS PRECIOS DEL VINO DEL PAIS EN RESTAURANTES Y HOTELES DE FRANCIA SON DEMASIADO EXAGERADOS

   Reboul partía de la premisa de que el 40% de los euros gastados por los franceses en locales hosteleros iban a pagar el vino, así como que la restauración francesa no reacciona ante la petición del sector de que no apliquen márgenes de ganancias que están cuatro y hasta diez veces por encima del precio de cada botella en bodega.

   “Los precios son demasiado exagerados y eso no beneficia al sector vitivinícola, aunque sí a los hosteleros que sacan sus sustanciosas ganancias”.

   Roland Duvernay, por su parte, incidió en que un vino de calidad es aquél de sabor agradable al consumidor.

“FENAVIN ES LA MEJOR DE ESPAÑA, ALIMENTARIA SE ESTANCÓ”

   Félix Solís, vicepresidente de AVIMES, abundó en la rueda de prensa en que el vino del país hay que promocionarlo más como hace Francia y otras partes del mundo, “el sector tiene que mojarse al respecto”, y valoró de forma muy positiva FENAVIN 2003, que cada año va a más, mientras que José García Carrión apuntaba que “Burdeos empezó igual las dos primeras ediciones y hoy es la principal Feria mundial, auguro a Fenavin buenas expectativas “si resuelve el problema de espacio, porque es la mejor de España ya que la Alimentaria de Barcelona lleva estancada diez años”.

   Esta tarde continúa la Conferencia Internacional.

Volver