Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

John Radford, Patrick Rabion y Félix Solís consideran que internet se convertirá en un canal muy válido para comercializar los vinos, especialmente en los países más desarrollados

Félix Solís Ramos

Félix Solís Ramos

Los tres profesionales del vino participarán en la mesa redonda "Marketing Estratégico: las tendencias en los próximos cinco años dentro del mundo del vino internacional"

04.04.2009 | 

Que Internet se convertirá en un canal muy válido para la comercialización de vinos en un futuro inmediato, es una de las claves que manejarán el periodista británico John Radford, el enólogo bordelés en Jumilla, Patrick Rabion y el director de Exportación y Marketing de Félix Solís Avantis, Félix Solís Ramos, durante la mesa redonda "Marketing Estratégico: las tendencias en los próximos cinco años dentro del mundo del vino internacional", que se celebrará el próximo 6 de mayo en el marco de la Feria Nacional del Vino, FENAVIN.

John Radford cree que en este momento en el Reino Unido hay una tendencia de comprar vinos más baratos, por lo que optan por hacerlo en los supermercados que son los que ganarán en beneficio. "Los vinos españoles están muy bien representados en este sector comercial", añade. Sin embargo -continúa-, "el sector de calidad en vinos ha mostrado estabilidad en los últimos meses, por lo que los compradores de vinos de calidad siguen manteniéndose".

Por su parte, el enólogo opina que "en España al margen de las tradicionales ofertas de D.O como Rioja, Ribera del Duero, etc, se van a consolidar regiones más nuevas en la producción de vinos de calidad en Castilla-La Mancha, Murcia, Galicia, Cataluña, Navarra, Extremadura, etc".

"Por un lado tendremos una amplia oferta de vinos económicos, bien elaborados y con una buena presentación y luego una oferta de vinos de alta calidad, expresión del terruño donde se producen. Los vinos ecológicos deberían beneficiarse de las orientaciones políticas a favor del desarrollo sostenible, la ecología, etc.", piensa.

Respecto a las tendencias del mercado del vino, Félix Solís piensa que "el tablero en el que éste se mueve es cada vez más global y, en el caso de las bodegas españolas, se mira cada vez más al mercado de la exportación ante el descenso del consumo doméstico, aunque también hay que involucrar a los jóvenes españoles en la cultura del vino y comunicarles que miles de familias viven de este sector que elabora un alimento base de la dieta mediterránea y con demostradas bondades para la prevención de enfermedades cardiovasculares, con propiedades antienvejecimiento o antiestrés, siempre que lo tomemos con moderación, dado que es una bebida social".

En cuanto al futuro de nuestros caldos, el escritor británico opina que, por un lado, seguiremos con una tendencia actual y por otro, nos adaptaremos más a los vinos del nuevo mundo. Según Rabion, "tendremos una "oferta estándar" de calidad con un perfil internacional, y luego una oferta de gama media alta/alta resaltando la especificidad/personalidad de cada región/viñedo ("el terroir").

En este sentido, Félix Solís explica que "los vinos siempre hay que adaptarlos a los gustos de cada mercado en concreto", aunque cree que no debemos perder nuestras peculiaridades como país productor tradicional y con una trayectoria cultural y de producción milenaria, al igual que Italia o Francia.

"Otra cosa bien distinta es que nuestro sistema tradicional de reglamentos y consejos reguladores nos pone en ocasiones en desventaja con los denominados países del Nuevo Mundo que tienen producciones por hectárea mucho mayores y cuyos gobiernos son mucho más permisivos a la hora de dar vía libre a técnicas enológicas que no son propias de nuestras latitudes. Eso, unido a la mano de obra en algunos países hispanoamericanos, nos pone en desventaja y hace que algunas de las grandes bodegas de países productores tradicionales tengan que comprar vinos de estas zonas para determinados caldos", agrega.

Igualmente, consideran estos tres profesionales del vino que Internet se consolidará como un canal muy válido para comercializar los vinos, "particularmente en los países más desarrollados (EE.UU y Europa occidental)", según el enólogo.

Félix Solís considera que "una vez que se han ido perfeccionando las modalidades de pago seguro y la confianza mutua en el proceso, Internet se está consolidando como una forma importante para la venta de vino, independientemente de que en la actualidad todo el mundo trabaja con correos electrónicos y hay jurisprudencia que da valor legal a estas comunicaciones".

Asimismo, creen que los productores españoles llegarán a consolidarse en un futuro con el fin de tener menos competencia en el mercado, "especialmente las cooperativas -según Radford- quienes se fusionan para compartir sus departamentos de cuentas, exportación, etc". El enólogo explica que "es un fenómeno que se observa desde hace varios años, por lo que quizás aumentará el producto después de la crisis y de las buenas oportunidades de negocio que van a surgir".

El director de Exportación y Marketing comenta que "el mercado del vino está muy atomizado". "Uno sólo tiene que irse a un lineal de un supermercado donde conviven centenares de marcas de vino", apostilla. "En los últimos años surgieron numerosas bodegas procedentes de inversiones de otros sectores, que son muy legítimas y muchas de ellas lo están pasando mal y muchas van a experimentar un proceso de concentración de la mano de los grandes bodegueros, puesto que en el mercado actual-reitera- hay que ser un proveedor global".

FENAVIN, focalizada en el comercio internacional

Los tres ponentes ya han visitado FENAVIN en varias ocasiones. El periodista y colaborador de Wine Magazine y Decanter, la ha visitado desde su primera edición, y su juicio es una feria ""bastante grande pero también pequeña ya que se pueden visitar todos los expositores en un corto periodo de tiempo. También da la oportunidad que las empresas más pequeñas puedan exponer, debido a su módico precio".

Según Rabion se trata de "una iniciativa muy interesante, focalizada en el comercio internacional. Es precisamente donde la comercialización de los vinos españoles tiene el mayor potencial de crecimiento".

Bodegas Félix Solís Avantis ha apostado por esta feria desde un principio y según comenta su director de Exportación "no hay más que ver que, año tras año, ha sido necesaria una ampliación de pabellones expositores y a todas luces se ha quedado pequeño el recinto ferial".

Según Solís, en la actualidad, en España FENAVIN sólo es comparable a los pabellones de INTERVIN de Alimentaria de Barcelona, con la que alterna bianualmente. "Hay que felicitar a la Diputación Provincial, a su presidente, Nemesio de Lara, y a su director, Manuel Juliá por el carácter internacional que ha tenido este evento desde un principio y a la promoción que se ha hecho en algunos de los países más importantes del mundo a los que exportamos. Actividades como la Galería del Vino, el Centro de Negocios, y otras muchas, refuerzan el carácter profesional de FENAVIN, que es la feria monográfica de los grandes vinos en España", concluye.

Volver