Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Los bodegueros de Ciudad Real y CLM creen que sus vinos no tendrían tanto peso en ninguna otra feria nacional celebrada en otra región como en FENAVIN

El 91% de las bodegas ciudadrealeñas que ya estuvieron en FENAVIN 2007 repetirán en esta edición, al igual que el 82% de las que llegaron del resto del país

23.03.2009 | 

Los bodegueros de la región consideran que estar en FENAVIN supone una garantía para abrir las puertas de nuevos mercados, especialmente en medio de una coyuntura económica tan complicada como la actual. Además, se muestran convencidos de que en una feria nacional ubicada en cualquier otra parte de España, los vinos de la región no tendrían tanto peso como en la feria ciudadrealeña.

Éste es el sentir general de profesionales como Rafael Torres, presidente de la Cooperativa Virgen de las Viñas de Tomelloso, para quien esta feria es "extraordinaria, ya que está al nivel de las más importantes de Europa. La mayoría de las bodegas de la región que hemos estado allí, hemos captado numerosos clientes de todo el mundo, por lo que no hemos hecho nunca en balde la inversión en nuestro stand", concluye Torres.

En este mismo sentido, se manifiesta Ramón Muñoz de Cuerva, uno de los propietarios de Bodegas Naranjo, quien destaca que la suya fue "de las primeras bodegas que apostamos por FENAVIN y nunca hemos faltado porque nos ha ido bien. Lo cierto -añade-, es que se echaba de menos en el sector que una feria de esta envergadura se desarrollase en España y estamos muy orgullosos de su organización en nuestra tierra".

A juicio de Muñoz de Cuerva, "es un privilegio tener este evento en nuestra provincia, ya que nos supone un esfuerzo mucho menor que si tuviéramos que desplazarnos ". En cuanto a los contactos establecidos durante al Feria, Muñoz de Cuerva asegura que "se van consolidando año tras año" y que "FENAVIN es un auténtico escaparate al exterior que intentamos aprovechar al máximo".

Las cifras que arroja la Feria son claras respecto a la provincia de Ciudad Real y la región: el 91% de las bodegas de la provincia de Ciudad Real estarán presentes en la próxima edición de la Feria Nacional del Vino, FENAVIN, que abrirá sus puertas en próximo día 5 de mayo para convertirse, durante tres jornadas, en el escaparate del vino español, pues estarán representadas marcas de todas las denominaciones de origen del país.

Además, más del 50% de la superficie expositiva total, que este año crece un 33,39%, con un nuevo pabellón, el Ganímedes, hasta llegar a los 29.525 metros cuadrados, estará ocupada por bodegas de Castilla-La Mancha. De hecho, los datos de la inscripción de expositores arrojan cifras tan contundentes como que el 91% de las bodegas ciudadrealeñas que ya estuvieron en la edición 2007 repetirán en 2009, al igual que ocurre con el 82% de las bodegas procedentes de todo el país que hicieron negocio en Ciudad Real hace dos años, a las que hay que sumar todas las nuevas que se han sumado en esta ocasión hasta alcanzar las 785 que estarán de forma presencial ma? las representadas, lo que supone que 1.200 bodegas mostrarán sus productos en FENAVIN.

Sin embargo, y pese a estas cifras, cerrar acuerdos comerciales no siempre es sencillo y exige un trabajo duro por parte de las bodegas para preparar la Feria y más allá de los días durante los que se desarrolla, como afirma Miguel Ángel Castiblanque, Gerente de Bodegas y Viñedos Castiblanque y Presidente de Divinum Vitae (Asociación de Turismo Enológico de CLM).

"Nosotros hemos cerrado acuerdos de exportación en la propia Feria que hoy siguen en vigor, pero -reconoce- en este sector, todo se consigue a base de esfuerzo, pues contactos que se hicieron en la primera edición, después de seguir trabajándolos, ha sido a la tercera edición donde se han cerrado, pues la exportación es un proceso lento. Evidentemente hay mucho trabajo por medio, cada uno tiene que hacer las cosas bien en su casa".

En esta misma línea se manifiesta Blas Pardilla, gerente de la Cooperativa de Cózar, para quien "cada bodega afronta el reto de la comercialización con ilusión, aunque el tamaño y los recursos condicionan esta empresa". En este sentido, Pardilla reconoce que la suya es una cooperativa de tamaño medio "y salir fuera nos cuesta muchísimo, por esta razón, no nos cerramos a uniones o sociedades con otras bodegas para entrar en nuevos mercados y FENAVIN nos puede ayudar mucho en esta labor".

Pardilla señala, además, que "es muy positivo que tengamos esta Feria en Ciudad Real, especialmente en esta época de crisis, ante la que FENAVIN puede ser un buen revulsivo". El hecho de que la Feria esté en Ciudad Real facilita, además, "no sólo que podamos dormir en nuestra casa después de una dura jornada de trabajo sino que, además, los clientes puedan visitar nuestra bodega".

En cuanto a las expectativas para este año, la mayoría de bodegas consultadas muestran fundadas esperanzas por hacer nuevos contactos, especialmente las de tamaño mediano y pequeño, " y sobre todo en el extranjero, porque el sector está muy saturado y vamos con muchísimas ganas de hacer nuevos contactos", como señala Pardilla.

Pero también las grandes empresas, como Bodegas J. García Carrión, sacan gran provecho de FENAVIN, como reconoce Teresa Sancho, jefa de producto de Bodegas J. García Carrión, que considera FENAVIN "como la principal feria del sector vinícola en España y, por tanto, un referente para todas las empresas productoras y comercializadoras de vino y particularmente para aquéllas que tienen presencia en Castilla La Mancha". Los contactos realizados en ediciones anteriores "han sido fundamentales para nuestra empresa -reconoce Sancho-, permitiendo continuar la senda de crecimiento y la mayor presencia de nuestros vinos en todo el mundo". De hecho, este año acuden a la Feria con las mismas expectativas que en la edición 2007 : "Abrir las puertas a nuevos compradores, cerrar nuevos negocios y dar a conocer nuestros vinos, garantía de calidad a buen precio".

Sancho cree, además, que para las bodegas de Ciudad Real, el hecho de que esta Feria se celebre aquí "supone un referente y un escaparate único de los vinos manchegos y españoles al mundo entero".

El máximo responsable de otra de las 'grandes' de la provincia, la Cooperativa Jesús del Perdón, Ramón Alcarazo, también está convencido de que "FENAVIN supone para Ciudad Real y CLM el lugar idóneo para dar a conocer los productos del principal sector productivo de la provincia, pues es el marco idóneo para promocionar, presentar los vinos y conseguir mentalizar a las bodegas en la comercialización y la internacionalización de sus elaborados".

Según sus palabras, "a pesar de la grave crisis económica y financiera en la que actualmente estamos sumergidos, tenemos que aprovechar este evento para promocionar nuestros vinos, dar a conocer nuevos productos y contactar con clientes y nuevos mercados". De hecho, la propia bodega reconoce que su presencia en FENAVIN ha ayudado a mejorar su presencia exterior, de modo que, en la actualidad están presentes en 15 países.

Por su parte, David Tendero, gerente de la Cooperativa Nuestra Señora de la Paz, de Villarta de San Juan, asegura que "FENAVIN representa mucho para la provincia, que hacía falta desde hace mucho tiempo y que está consolidada, pues se ha convertido en un referente nacional". Tendero asegura que han aumentado su cartera de clientes durante la Feria y que el volumen de negocio ha ido creciendo durante los años que ha participado.

Jesús Cantarero: "En una feria celebrada en otra región, nuestros vinos no tendrían tanta importancia como en FENAVIN"

Bodegas Fontana, ubicadas en la localidad conquense de Fuente de Pedro Naharro, en la DO Uclés, fue una de las bodegas que primero apostó por la Feria y "hemos repetido desde entonces con muy buenos resultados", como asegura su propietario, Jesús Cantarero.
A su juicio, "Fenavin ha logrado consolidarse como nacional cuando muchas otras anteriormente no lo han logrado y eso lo ha hecho gracias a un planteamiento profesional. Además -añade- en otra región nuestros vinos no tendrían tanta importancia y habría tanto cuidado por ellos como aquí y esto es primordial".
Esta bodega, que para esta edición está especialmente interesada en el mercado asiático, considera que los importadores que han venido durante estos años "están muy bien elegidos, puesto que tienen la calidad y el volumen de negocio que se necesitan para trabajar con garantías".

Por su parte, Paulino García de la Camacha, de la Cooperativa Los Pozos, de Daimiel, tiene también una opinión magnífica de Feria, que considera "un referente mundial muy importante para el sector del vino español y de La Mancha en particular. Es un gran escaparate cultural, promocional y económico del mundo del vino".

Respecto a su opinión sobre que esta Feria esté en Ciudad Real, cree que "es de justicia que esté en esta provincia, ya que somos los mayores productores de Castilla-La Mancha y la región más productora de España: es lógico que nuestras bodegas tengan este apoyo", sentencia.

En cuanto a lo que ha supuesto FENAVIN durante los últimos años para su crecimiento, De La Camacha reconoce que les ha ayudado a ser más conocidos, aunque,"tenemos la asignatura pendiente de la distribución, pero es claro que nos ha ayudado a dar a conocer nuestra imagen más allá de lo que habríamos podido sin la Feria".

Volver