Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Dawes, Radford y Schwarzwälder ponen en duda la validez de los criterios de parker y apuestan por vinos "bebibles y que hablen del terruño y el clima español"

También reconocieron que periodísticamente se presta demasiada atención a los vinos caros, que ocupan una cuota baja de mercado, cuando los más consumidos están en un estrato intermedio

10.05.2007 | 

"Los vinos "parkeristas" (respaldados por la puntuación del gurú norteamericano del vino, Robert Parker), negros, concentrados y que no dejan ver el fondo de la copa, han impulsado una tendencia hacia la creación de vinos imbebibles". Con esta contundente afirmación abrió su intervención el reconocido periodista norteamericano Gerry Dawes, uno de los participantes en la mesa redonda "Presente y futuro de los vinos españoles en los mercados tradicionales: Alemania, Reino Unido y E.E.U.U", en la que también intervinieron el prestigioso periodista británico John Radford, y el periodista de vinos alemán David Schwarzwälder, moderados por Günter Lorenz, director del Centro Europeo de Empresas e Innovación de Ciudad Real.

A juicio de Dawes "se están cometiendo graves errores en España, como el arranque de cepas de 50 años para cultivar otras nuevas en espaldera; la renovación permanente de las barricas y las subvenciones a la chaptalización francesa, todo lo cual hace que el sabor de la madera mande demasiado en un sabor que, al final, es asqueroso".

En su opinión, para que los vinos españoles triunfen en Estados Unidos "hay que hacer vinos que hablen de este país, de este clima y crear caldos pensando en los sumilleres norteamericanos, no en los distribuidores, muy influidos por las clasificaciones. Los sumilleres quieren vinos que se puedan beber, no que se queden en la botella, después de haber pagado mucho por ellos, por eso hay que hacer vinos fieles al terruño, creer en lo que hace uno mismo".

Por su parte, el inglés Radford reconoció también que los criterios de Robert Parker no son los idóneos y que en el Reino Unido, la mayor parte del vino que se consume está entre 4 y 5 libras, y no tiene los altos precios de los vinos de alta gama. "Esto puede ser culpa de los propios periodistas, que deberíamos concentrar nuestros esfuerzos en gamas medias". En cuanto a las claves para entrar en el mercado inglés, para él es fundamental "apostar por la individualidad y la promoción, y por vender los vinos puerta a puerta, si hace falta, para que los pruebe todo el mundo: ésa es la manera de lograr triunfar en nuestro mercado", sentenció.

Por último, el periodista alemán David Schawarzwälder, fue crítico con su propio mercado, que calificó como "el más sobrevalorado del mundo" y dijo no entender a los bodegueros que "insisten en entrar allí". Si hay algún "valiente" que sigue interesado en ello, "debe documentarse a fondo y apostar por un vino bueno a precio bajo, para entrar, aunque pierda dinero. Quienes ya están instalados en el mercado alemán -continuó-, deben mejorar su comunicación con los clientes e informarles sobre las novedades y las técnicas que utilizan. Además, hay que estructurar la oferta y, sobre todo, apostar por los productos autóctonos".

ALEMANIA, REINO UNIDO Y EEUU, PRINCIPALES PAÍSES IMPORTADORES DE VINO ESPAÑOL

En el año 2005 los principales países importadores de vino español fueron Alemania, en primer lugar (299.667.000 euros); Reino Unido, en segundo lugar (266.889.100 euros) y E.E.U.U. en tercer lugar (159.161.700 euros). En total, estos tres países importaron por valor de 727.717.800 euros, lo que supone el 46,81% del total de las exportaciones españolas de vino en el 2005.

Volver