Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Reivindican la merienda con pan, vino y azúcar como un elemento cultural de la infancia

La periodista Nuria Ribó en la tertulia "Memoria del Vino", junto a los escritores Luis Antonio de Villena, Dionisio Cañas y Gabriel Planelles

09.05.2007 | 

La periodista y escritora Nuria Ribó reivindicó la merienda con pan, azúcar y vino como un elemento cultural en la tertiño "Memoria del Vino", en la que también participaron el poeta y subdirector general del Libro de la Generalitat de Cataluña, Gabriel Planelles; el poeta, ensayista y crítico literario Luis Antonio de Villena, bajo la coordinación del escritor castellano-manchego y neoyorquino Dionisio Cañas.

Dionisio Cañas habló de sus "recuerdos de la infancia en Tomelloso, (Ciudad Real), su pueblo natal, de una época en la que todas las casas tenían cuevas, con vino casero para el consumo diario".También recordó cómo conoció a los tertulianos, a lo que coordinó.

En opinión del escritor, el vino está muy presente en la literatura por fuera y por dentro. "Hay muchas alusiones al vino tanto en la poesía como en la prosa, pero especialmente en la poesía, y, por otro lado, hay una larga tradición de poetas y escritores bebedores de vino. Uno de los grandes libros de la poesía española se llama Don de la ebriedad, de Claudio Rodríguez. En este libro la ebriedad es espiritual y física, y yo creo que es de eso de lo que se trata cuando se bebe vino sanamente: de una doble experiencia, de una celebración del cuerpo y del alma".

Por su parte, Nuria Ribó se refirió a los recuerdos del vino en su infancia, y reivindicó la merienda con pan, vino y azúcar. En su condición de periodista, realizó una amplia encuesta entre personas de entre 14 y 60 años, para conocer sus preferencias y su relación con el vino.

Lamentó la prohibición del vino, lo que ha hecho que muchos jovenes pasen directamente al calilmocho o al cubata, sin haber tenido ninguna relación con el vino. "He hecho encuestas entre gente muy distinta y de variadas procedencias. Y la conclusión inicial es que hay grandes diferencias entre los más jóvenes y los adultos (40/50), por lo que su cultura del vino es distinta, aunque con los años, los más jóvenes, también van llegando a ella", explicó.

La periodista asegura que "sin ser una experta, como lectora creo que se está comunicando bien y ampliamente la cultura del vino. Sin embargo creo que falta más información general, para los no iniciados".

DE VILLENA: EDUCAR AL CONSUMIDOR Y NO PROHIBIR

El poeta Luis Antonio de Villena se refirió al vino como "la alegría de vivir". El vino siempre ha sido sinónimo de alegría, placer, un elemento importante que ya se cultivaba en el mundo griego", asegura. Villena hizo un breve resumen de la literatura y el vino.

El poeta madrileño repasó la larga trayectoria entre el mundo del vino y la literatura. "El vino siempre ha significado alegría y placer", reiteró. "A finales del siglo XIX el vino se vio como algo negativo, porque se mezclaba con otras bebidas alcohólicas. En este sentido, surgieron aspectos contradictorios", comentó. Y recordó como ya el vino se menciona en la Biblia desde una procedencia semítica.

El poeta, consumidor habitual del vino en las comidas, asevera que "el vino siempre necesita un poco de control. Se debe evitar el afán prohibicionista. No debemos prohibir a la gente, sino educar al consumidor. Hay que estimular el consumo del vino. Prohibir nunca es la solución".

PLANELLES: LA SED DE AGUA ES PRIMITIVA; LA DE VINO, CULTURA

El poeta y Subdirector General del Libro de la Generalitat de Cataluña, Gabriel Planelles aseguró que "en España hay medios especializados en vino de calidad, sobre todo en el terreno de la prensa escrita. En cambio, en los medios audiovisuales se habla mucho de cocina pero casi nada del mundo del vino, y se olvida que una cosa y otra suman y forman un tándem imposible de separar".

Asimismo, aseguró que "a pesar de no ser protagonista, salvo algunas excepciones, el vino es un ingrediente temático en obras pertenecientes a la mayoría de géneros literarios. Y en la literatura occidental, ya desde sus inicios. Los escritores griegos y latinos clásicos son paradigma de ello".

Parafraseando al escritor Manuel Vázquez Montalban, indicó que "la sed de agua es primitiva, mientras que la sed de vino es cultura

Volver