Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

FENAVIN, escenario de la presentación del Institute of Masters of Wine

Es una de las instituciones vinícolas más prestigiosas del mundo y ha sido presentada por una de las mujeres que mejor lo conocen, su directora ejecutiva, Siobhan Turner

09.05.2007 | 

Siobhan Turner ha realizado un breve repaso por la historia, ha descrito la filosofía, principios y objetivos del 'Institute of Masters of Wine' (IMW), sin lugar a dudas, uno de los organismos más respetados en el mundo vitivinícola, por la escrupulosa labor profesional de sus miembros, los 'Masters of Wine', y por el rigor y la seriedad de sus planes de estudios, sobre los que ha incidido especialmente la directora de esta institución en FENAVIN 2007, al igual que ha confesado que desea que pronto alcance este nivel alguno de los cinco aspirantes españoles.

Todos los miembros de esta asociación profesional internacional sin ánimo de lucro, que se financia con las cuotas de sus socios y con el patrocinio de diversas compañías, deben cumplir dos requisitos: superar el examen de Master of Wine y acatar formalmente el Código de Conducta de la entidad antes de poder utilizar el título de 'Master of Wine' (MW).

Este título está considerado como el más importante y de más prestigio en la industria del vino a nivel mundial, al mismo tiempo que es el más exigente y más difícil de obtener. "Conseguir el título implica un esfuerzo importante en tiempo e intensidad. Es símbolo de disciplina, constancia, perseverancia y tenacidad", ha insistido Turner que ha insistido en que los candidatos a esta titulación deben tener una buena preparación previa.

El programa educativo, sobre el que la presidenta del IMW ha hecho especial hincapié, tiene una duración de dos años, durante los cuales el candidato, tutelado por un 'Master of Wine', es responsable en buena medida de autoformarse, siguiendo la estructura de contenidos del programa, tanto a nivel teórico como práctico. "En el IMW hay mentores y guías pero el esfuerzo parte del aspirante" ha afirmado Turner.

Todos los candidatos deben superar cuatro pruebas escritas y tres exámenes prácticos de cata a ciegas, en el que describirán, evaluarán e identificarán hasta una docena de vinos distintos de cualquier país del mundo.

Desde el punto de vista teórico, los candidatos a 'Master of Wine' deben tener amplios conocimientos de todas las regiones vinícolas del mundo, viticultura, enología, marketing, legislación, control de calidad, aspectos comerciales y problemas contemporáneos de la industria del vino.

Tras aprobar los exámenes teóricos y prácticos, el candidato debe presentar, fundamentar y defender un trabajo de investigación sobre un tema de su elección relacionado con la industria del vino.

La dureza y exigencia de todas las pruebas queda de manifiesto con estas cifras: en la actualidad sólo hay 257 'Master of Wine' en el mundo (de 19 nacionalidades diferentes), 209 aspirantes de 25 países diferentes y en la última década han conseguido superar los exámenes y convertirse en 'Master of Wine' 80 alumnos. El 'Master of Wine' más joven tiene 28 años, y el más anciano 89, y la edad media a la que se aprueban los exámenes es de 34 años. Aproximadamente el 30% de los 'maestros' procede de fuera del Reino Unido, sobre todo de Estados Unidos, Australia y Francia. Entre ellos todavía no hay ningún español aunque, según ha detallado Turner, hay cinco candidatos en estos momentos.

Siobhan Turner, de origen canadiense, ha ocupado cargos de perfil financiero en destacadas empresas de la 'city' londinense, y en 2004 accedió a la dirección ejecutiva del IMW.

Volver