Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

RELACIÓN CALIDAD-PRECIO, BUENA PRESENTACIÓN Y VALORACIÓN, TRES FACTORES IMPORTANTES PARA VENDER VINO ESPAÑOL EN JAPÓN

Según el jefe de sección de marketing de la empresa japonesa Mottox, Takeshi Kyoguchi

09.05.2007 | 

Takeshi Kyoguchi, jefe de la sección de Marketing de la empresa japonesa MOTTOX ha explicado cómo vender vino español en el mercado japonés. Ha recalcado que los tres factores más importantes para conseguir este objetivo son: una buena relación calidad-precio, buena presentación y buena valoración.

Kyoguchi ha hecho una breve descripción de la situación del vino español en Japón hace unos años. En este sentido ha informado que "el consumo anual en el año 1998 fue de 2,7 litros y en 2005 de 2,4. Se redujo un 4% desde 2001. En otoño del 97 se produjo un boom del vino tinto".

Asimismo, ha comentado que en Japón se consume en general menos vino que en otros países. "Japón no es un país productor de vino, sin embargo llegan los vinos de todo el mundo. Tenemos un consumo pequeño pero con muchas variedades". "Si un vino no tiene una característica especial no puede tener éxito. Tiene que tener buena relación calidad-precio, una buena presentación y una alta valoración de una tercera persona como un Parker. Éste último es un buen criterio a la hora de seleccionar un vino", ha añadido.

El jefe de la sección de Marketing de la empresa japonesa MOTTOX ha declarado que hace unos años los vinos españoles eran muy pocos los conocidos en Japón, pues solo se importaban por unos pocos grandes productores. En 1994 hubo un exceso de existencia y se percibió unas bajas y malas condiciones de producción. En 1996 aumentó la imagen de los vinos españoles en Japón y en 1997 se produjo un boom del vino tinto".

Este boom se debió en gran parte a que en los medios de comunicación japoneses se informó de la "paradoja francesa" y de los efectos beneficiosos del vino. "A partir de este momento, se empezó a vender el tinto con una rapidez impresionante. Los importadores tuvimos excesivos stocks y desapareció la imagen de mala calidad del vino español. Solo los vinos españoles de bajo precio competían bien", ha comentado.

El ponente nipón ha hecho también un breve resumen de la situación actual del mercado japonés. "En 2002 en Mottox tuvimos la suerte de romper la situación anterior. Nuestros clientes se dieron cuenta de la calidad de los vinos españoles. También se hacían una alta valoración de los mismos en las revistas especializadas".

FEEDBACK POR PARTE DE LOS IMPORTADORES, Y LA MEJORA CONTINUA DE LOS BODEGUEROS

"A mi juicio, el éxito para vender un vino es la presentación. La situación actual de Japón es muy buena porque se empieza a vender vinos de precio medio. En cuanto al futuro de los vinos españoles en el mercado japonés ha repetido que la clave está en "una buena relación calidad-precio, una buena presentación y los factores de marketing". También es necesario el feedback por parte de los importadores, y la mejora continua de los bodegueros. Las bodegas que nos suministran no nos suben el precio aunque se haya vendido mucho", ha aserverado.

Para Takeshi Kyoguchi los vinos con más éxito son "los tintos afrutados y con cuerpo. Aunque no tenemos contestación perfecta ni para los paladares ni para la presentación". "En cuanto a los vinos de precio alto, no tenemos experiencia de venderlos", ha apuntado..

Finalmente, ha concluido diciendo que "es muy importante aumentar la fama del vino español aunque sea poco y tarde. Me gustaría apoyar y hacer un esfuerzo con ustedes productores".

Volver