Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

LA RECIENTE LEY DE CALIDAD AGROALIMENTARIA PROMOCIONARÁ LOS ALIMENTOS DE CASTILLA-LA MANCHA

Así ha quedado de manifiesto en la mesa redonda celebrada en FENAVIN 2007, en la que se ha presentado la reciente normativa

08.05.2007 | 

Actuando como moderador Federico López Navarro (Director General de Mercados Agroalimentarios de la Consejería de Agricultura), la presentación de la Ley de Calidad Agroalimentaria de Castilla-La Mancha, aprobada el 15 de marzo de 2007, ha corrido a cargo de Antonio Salinas, diputado del grupo parlamentario socialista y encargado de defender el proyecto de ley ante el pleno de las Cortes regionales, previamente a su aprobación.

También han participado en la mesa redonda José López Rey (presidente del Consejo Regulador del Queso Manchego), Juan Antonio Almansa (presidente de la Indicación Geográfica Protegida Berenjena de Almagro), Jesús de Juana (técnico de ASAJA) y Apolonio Moreno (presidente de la Indicación Geográfica Protegida Melón de La Mancha).

La expresión 'calidad diferenciada' es el elementos clave de esta iniciativa legisladora. En un mundo globalizado, en el que los consumidores priman cada vez más la calidad sobre la cantidad, la necesidad de diferenciación -y de protección de esa diferenciación frente a todo tipo de ingerencias- es fundamental. La nueva ley incorpora las figuras de protección reconocidas por la Unión Europea, así como las recogidas por la legislación nacional y autonómica.

La legislación de calidad de la región castellano manchega se completa así, descansando en tres pilares fundamentales: La Ley de la Viña y el Vino, el Plan de Calidad de Agricultura Ecológica y la nueva Ley de Calidad Agroalimentaria.

La normativa recientemente aprobada pretende cumplir una serie de objetivos: definir las figuras de calidad y evitar sus imitaciones; regular el marco de actuación de los órganos de gestión correspondientes; asegurar la protección de los derechos e intereses de los productores agrarios, los operadores económicos, los profesionales del sector y, naturalmente, de los propios consumidores; establecer las obligaciones de los distintos operadores y regular la inspección; y, finalmente, contribuir a la promoción de los productos de calidad de Castilla La Mancha.

El sector agroalimentario es la piedra angular de la economía regional. Cuenta con más de 2.500 empresas, que facturan más de 900 millones de euros y que dan empleo a 25.600 personas. Mientras el empleo rural decrece en otras regiones españolas, en Castilla-La Mancha aumenta. La nueva normativa proporcionará la posibilidad de incrementar notablemente el valor añadido de los productos regionales de calidad diferenciada. Mazapán, azafrán, miel, ajos, pimientos, champiñones, berenjenas, aceites, cordero manchego, quesos, vinos, y otros más susceptibles de acogerse a la Ley de Calidad Agroalimentaria, estarán amparados por la Marca de Calidad de Castilla-La Mancha.

Volver