Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

José Luis Pérez: "La única salida para la diferenciación es ser más profesionales, más profundos en técnica y ciencia"

El propietario de la bodega Mas Martinet ha destacado el papel del enólogo como artista en la conferencia coordinada por José Peñín "El futuro de los vinos de autor"

07.05.2007 | 

José Luis Pérez, propietario de la bodega Mas Martinet, ha ofrecido una conferencia sobre los vinos de autor en FENAVIN 2007, coordinada por José Peñín, director de la guía Peñín de los vinos de España, y director de la revista Sibaritas. El ponente ha incidido en que "la única salida que tenemos para la diferenciación es ser más profesionales, más profundos en técnica y ciencia, y crear formación de especialistas en la conjunción de los vinos".

Para Pérez, la elaboración del vino es más que un mero proceso industrial, llegando a entenderla como un verdadero arte para conseguir la diferenciación en un mundo cada vez más globalizado. José Luís Pérez, uno de los cinco pioneros que hace poco más de diez años relanzaron el Priorat a base de talento e ilusión, también es asesor enológico a través de la empresa 'Mas Martinet Assessoraments' y, en su experiencia, cada vez se producen mejores vinos porque se ha conseguido eminentemente dejar madurar convenientemente la uva hasta su punto ideal. Una vez llegados a este punto, José Luís Pérez compara el papel del enólogo con el del artista, sin cuyo sello personal no existiría la obra de arte.

El propietario de Mas Martinet afirma que se pueden hacer cosas extraordinarias en el mundo de la vitivinicultura porque hay una demanda que crece gracias a un mejor nivel de vida. "Hoy no se puede hablar de vinos buenos y malos, sin de buenos y mejores", asegura, matizando que "los vinos de más de 90 puntos lo son por buenos, pero también porque tienen una gran personalidad".

"Creadores de vino" en un mundo cada vez más globalizado

Por su parte, Peñín matizó durante su presentación del conferenciante, que el término "vinos de autor" no es el de más agrado de los enólogos, que prefieren la calificación de "creadores de vino". Para José Peñín resulta cada vez más difícil diferenciar los vinos en un mundo globalizado, porque esta situación crea una uniformidad en los vinos de alta calidad. Por ello, considera que el papel de los enólogos es determinante a la hora de crear esa diferencia.

José Peñín explicó también como ejemplo de hacia dónde apuntan los conocedores del sector que la tendencia actual entre los expertos franceses es hacia los rosados, champagnes y blancos, precisamente porque estos mantienen su diferenciación.

Pérez destacó que los técnicos pueden ayudar mucho a las variedades propias de cada zona para lograr una producción de alta calidad, porque no conviene olvidar que "el vino es cultura e historia, y hay que respetar la historia". No existe, incidió, una variedad mejor o peor, sino que cada una tiene características y estructura propias en función de sus marcadores genéticos. Por ello considera que hay que adaptarse y buscar las maneras y variedades que son mejores para cada lugar.

Volver