Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

Angel Villafranca considera favorable actualizar la ley ya que el vino es un producto sometido a reglas estrictas

Ángel Villafranca

Ángel Villafranca

Miembro del Foro Fenavin “Opiniones sobre la nueva ley del vino” que se celebra este viernes en los salones Avenida de Manzanares

22.01.2003 | 

  El portavoz del sector vitivinícola de la Unión de Cooperativas Agrarias de Castilla-La Mancha, UCAMAN, ha señalado que “ el vino siempre ha sido un producto sometido a una reglamentación estricta, por lo que siempre es bueno que la normativa por la que se rige esté lo más actualizada posible”.

  Angel Villafranca continúa explicando que “siempre es bueno poner al día las leyes y más si se trata de una Ley que data de los años setenta”. Sin embargo, al respecto de la nueva Ley del Vino que se está desarrollando, puntualiza que “ todavía hay muchos aspectos que los toca por encima sin llegar a profundizar”.

  Villafranca es uno de los participantes del próximo Foro Fenavin, antesala de la Feria Nacional del Vino, que bajo el título “ Opiniones sobre la nueva ley del vino” se celebra en Manzanares, en los Salones Avenida, este viernes 24 de enero en donde, desde su punto de vista, plasmará su opinión personal sobre la nueva Ley Regional de la Viña y el Vino y el futuro desarrollo vitivinícola de Castilla-La Mancha.

  Antonio Salinas, ingeniero técnico agrícola y ex-presidente del Consejo Regulador de Denominación de Origen Valdepeñas, coordina este encuentro y junto a Angel Villafranca, intervendrán, Víctor de la Serna, director adjunto de El Mundo; Pau Roca, secretario general de la Federación Española del Vino; Dolores Cabezudo, catedrática de Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Castilla-La Mancha y Rafael Puyó, secretario general de AVIMES, AEMZU y ASEVICAMAN.

  En cuanto a la nueva ley, el presidente de la cooperativa del Egido de la Puebla de Almuradiel considera que “en el sector a casi nadie le gusta el texto actual ya que trata de consolidar y afianzar un modelo de viticultura clásico, donde cualquier desarrollo de zonas vitícolas nuevas tiene que seguir pautas clásicas que no tienen porque ser la mejor”.

  Con respecto a la ley que el Gobierno de Castilla-La Mancha está preparando, ha señalado que la misma “ofrece una nueva visión de la viticultura abriendo un amplio abanico de posibilidades” y de ella destaca “la regulación de todo lo que es viticultura, el nuevo desarrollo de las Denominaciones de Origen, la creación de un fondo de promoción que nutra a una fundación y el fortalecimiento de IVICAM como órgano garante de la calidad de nuestros vinos”. El portavoz de UCAMAN no ha dudado en afirmar que “esta Ley es favorable para el sector ya que Castilla-La Mancha es la primera región del mundo en extensión de viñedos”.

  Angel Villafranca estima que “ todo esfuerzo es poco, en un mercado tan difícil, competitivo y excedentario por lo que la nueva Ley es el único camino para favorecer el esfuerzo competitivo que están realizando los productores, transformadores y las distintas Denominaciones de Origen españolas por conseguir vinos de calidad y que éstos tengan futuro en el mercado mundial”. A su juicio, “ los vinos de Castilla-La Mancha tienen futuro y se debe apostar por la calidad, dentro de nuestra variedad de productos, y dar a conocer nuestros vinos mediante mayor información y promoción”.

  El portavoz de UCAMAN participó ya en la primera edición de Fenavin, en su opinión, ”un evento fundamental para nuestra región como escaparate de nuestros productos y una referencia internacional como punto de encuentro de intercambio comercial”. A este respecto, no duda en afirmar que “la ubicación permanente de esta feria en Ciudad Real es positivo y necesario para el futuro desarrollo de la ciudad y de la viticultura de toda la región”.

Volver