Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

La inminente entrada en vigor de la nueva OCM del vino será uno de los principales temas que se debatirán en FENAVIN 2007

El próximo 4 de julio está prevista la publicación del texto final por parte de la Comisión Europea

05.05.2007 | 

No cabe duda de que el sector vitivinícola europeo se juega su futuro en los próximos meses, y de que los acuerdos que finalmente se logren tendrán una gran influencia tanto en el mercado interno europeo como en todos los mercados globales. FENAVIN 2007, la Feria Nacional del Vino, que tendrá lugar del 7 al 10 de Mayo en el Recinto Ferial de Ciudad Real, acogerá esta interesantísima mesa redonda en la que se analizará el futuro de un sector tan importante para Castilla-La Mancha.

Entre los ponentes estarán Antonio Salinas, diputado del grupo parlamentario socialista, portavoz en la Comisión de Agricultura de las Cortes regionales e ingeniero técnico agrícola; Alipio Lara, director del Instituto de la Vid y del Vino de Castilla-La Mancha (IVICAM); Manuel López Alexandre. Secretario General de la Conferencia de Consejos Reguladores Vitivinícolas de España ; Mariano López Benítez. Catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Córdoba y José Vicente Guillén, director del Instituto de Calidad Agroalimentaria de Valencia.

Para Salinas, la nueva Organización Común del Mercado del Vino es, sencillamente, vital. Actualmente en fase de discusión, quedan dos meses para que la Comisión Europea publique, el día 4 de julio, el texto final de la nueva regulación, texto que se empezaría a aplicar ya en la próxima campaña vinícola 2007-2008. El diputado castellano-manchego destaca varios aspectos que debe contemplar la OCM en ciernes: "Debe garantizar el mantenimiento de los cultivos así como ofrecer soluciones para aquellas zona en las que no exista la posibilidad de establecer cultivos alternativos, y el arranque de viñas debe ser, en todo caso, una decisión voluntaria. Todo esto implica buscar salidas dignas tanto a los que quieran irse como a los quieran quedarse, y, por supuesto, garantizar, si no mejorar las rentas".

Salinas cree que en el momento actual es fundamental propiciar la mayor unificación de criterios posible para que el vino español defienda una postura única y clara en Bruselas. Se trata de la difícil papeleta de preservar las particularidades de cada zona o región evitando los enfrentamientos. Un razonamiento válido tanto a escala regional como nacional y comunitaria.

Alipio Lara expresa prácticamente las mismas ideas pero con matices diferentes. "Para la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha -comenta- existen varios puntos fundamentales. Hay que mantener la ficha financiera y defender a ultranza la conservación, o mejora, de la rentabilidad de los viticultores. Y hay que dar un decidido apoyo a la promoción y a la comercialización". Lara apunta también un aspecto que no siempre ocupa titulares: "Hay que recordar que no estamos hablando solo de vino. En la región existe una muy importante producción de mostos y de alcoholes vínicos, que tienen su propio mercado más allá de la eliminación de excedentes. Y que también hay que defender dentro de la nueva OCM".

Volver