Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

"Todas estas tendencias requieren una evolución similar en el pensamiento de los bodegueros españoles"

Esta es una de las opiniones que Robert Joseph expondrá en la mesa redonda ‘El impacto de la globalización en el mundo del vino’, que se celebrará en FENAVIN 2007

05.05.2007 | 

Dentro del Programa de Actividades de la Feria Nacional del Vino -que tendrá lugar del 7 al 10 de mayo en el Recinto Ferial de Ciudad Real-, este encuentro se propone poner de relieve los detalles del fenómeno de la globalización dentro del sector vitivinícola.

Robert Joseph es fundador del concurso 'International Wine Challenge', autor de más de 25 libros, editor jefe de la revista 'Wine Business International' y publica regularmente 'The Joseph Report'. Está considerado en el Reino Unido como una de las 50 personas con más influencia en el vino que se va a consumir en el siglo XXI.

Al preguntarle sobre los principales asuntos que tratará en la mesa redonda 'El impacto de la globalización en el mundo del vino' y sus consecuencias para el vino español, responde así:

"El mundo del vino está atravesando un periodo en el que se dan a un tiempo revolución y evolución. Por un lado, en todo el mundo tanto bodegas individuales como grandes compañías están lanzando vinos procedentes de pequeños viñedos, cuya razón de ser no es otra que el modo en que reflejan el carácter y el terruño de la zona.

Prácticamente en todos los países productores de vino se crean cada año nuevas denominaciones o indicaciones de origen. Y aún así, en la otra cara de la moneda, encontramos una muy sólida tendencia hacia vinos de marca que tienen poco o ningún sentido del origen. Esto incluye a los vinos que surgen bajo nuevas y grandes denominaciones nacionales -tales como 'Viñedos de España' y 'Vin de Pays des Vignobles de la France'- y a vinos como 'Blue Nun' o 'Lindemans' que se elaboran en varios países.

Estudios recientes demuestran que los consumidores británicos y estadounidenses a menudo no tienen ni idea del país en el que se elaboran sus vinos favoritos, y apenas son conscientes de la existencia de unas pocas denominaciones de origen. Y esto es especialmente cierto en el caso de muchos vinos españoles con D.O..

Otra tendencia ha sido la internacionalización -quizá mejor habría que decir la 'americanización'- de los gustos y de los consejos de los críticos, lo que ha llevado a que algunos vinos del Priorato, grandes y poderosos, estén ahora encabezando las listas de precios, por encima de 'Riojas' con historias mucho más largas. El impacto que producen publicaciones como las de Robert Parker, o la revista 'Wine Spectator', es bien conocido, pero son exactamente igual de importantes que las opiniones que comparten miles de individuos en sus blogs de Internet.

Finalmente, igual de relevantes son los cambios que han tenido lugar en el ámbito de la distribución, en donde el centro de gravedad se ha trasladado de las tiendas especializadas a los supermercados y a las tiendas online.

Todas estas tendencias requieren una evolución similar en el pensamiento de los bodegueros españoles -y en los de cualquier otro país productor- con respecto a cómo elaboran, embalan, promocionan y venden sus vinos..."

Volver