Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

El Secretario General de la Federación Española del Vino, Pau Roca: "Este año FENAVIN va a alcanzar sus mejores resultados"

El próximo 9 de mayo ofrecerá la conferencia Educación para la moderación en el marco de la Feria Nacional del Vino que se celebra del 7 al 10 de mayo en el Pabellón Ferial de Ciudad Real

02.05.2007 | 

El secretario general de la Federación Española del Vino, Pau Roca hablará de la Educación para la moderación en la conferencia que impartirá el próximo 9 de mayo en FENAVIN-2007, la Feria Nacional del Vino, que se celebra del 7 al 10 de mayo en el Pabellón Ferial de Ciudad Real.

Según el secretario general "FENAVIN, ha empezado a tener mayor importancia y a consolidarse con el tiempo. Desde el principio FENAVIN ha tenido una línea clara y la ha seguido con perseverancia, y eso es lo que puede dar al final buenos resultados. Hay una dirección de FENAVIN que tiene las ideas claras, gestiona bien la feria y tiene unos planes que se van cumpliendo. Este año FENAVIN va a alcanzar sus mejores resultados, pero debe seguir creciendo en un entorno ferial que es muy competitivo".

Igualmente agrega que "en cuanto a los concursos y catas que tienen lugar en casi todas la ferias y también en FENAVIN, son un ingrediente indispensable para que una feria del vino tenga ese carácter que trasciende el ámbito estrictamente profesional y le acerca al consumidor, pero a un consumidor que es ya un experto o al que desea serlo, y acerca también al colectivo de la prensa especializada y a segmentos profesionales que actúan de puente con el consumidor. En nuestro sector estos intermediarios o "pontífices" (es decir los que "tienden puentes") son muy importantes: los escritores, los hoteleros, los sumilleres, lo editores de guías, etc..."

Roca comenta que "contemplamos dos fenómenos que se superponen: por un lado el descenso del consumo en el sector del vino, de forma acelerada y por otro el aumento de problemas derivados del alcohol -que en nuestro país es especialmente grave entre los jóvenes-. Esta gran paradoja nos obliga a enfrentarnos a una hipótesis que deberíamos poder probar científicamente, y es que cuando se abandonan las pautas tradicionales de consumo se aumentan los problemas de comportamiento relativos al alcohol, que una bajada del vino puede originar un problema de alcoholismo, es una paradoja y es provocativo, pero los datos cantan".

Además, asegura que "naturalmente hay que probar que eso es así, y de momento tenemos indicios de que la educación en el consumo de vino, puede resolver los problemas. Solo el vino tiene una forma de consumirse muy arraigada en nuestra cultura, solo el sector del vino comunica de forma que transmite una invitación a la moderación. Pensamos que una campaña de educación, entre los jóvenes, para saber consumir en el momento en que sean mayores de edad va unido a un protagonismo del vino. Hay muchos elementos que sustentan este planteamiento y lo defendemos".

Asimismo, dice que "el sector que más bebe no puede en ningún caso atribuirse al consumo de vino. Solo un 8 % de los jóvenes de 18 a 25 años han consumido vino alguna vez, y eso es alarmante, porque desconocen el producto. La forma de llegar al público joven debe seguir siendo la familia. Pero esto está en crisis, y es posible que esa sea la razón de que se consuma menos vino y al mismo tiempo se consuma más alcohol. La publicidad dirigida a los jóvenes es una barbaridad. Al igual que tener estrategias que enmascaran la integridad de una bebida alcohólica, y me refiero a los combinados. Una bebida alcohólica es una bebida difícil, y agresiva en el paladar, por lo que el presentarla combinada con bebidas refrescantes constituye un enmascaramiento de sus verdaderas cualidades organolépticas, y una facilitación al consumo que hay que ir progresivamente eliminando".

"Las grandes multinacionales de bebidas alcohólicas, que me consta tienen buenas intenciones en materia de autorregulación, deben ir comprendiendo que estas pautas de consumo son de alto riesgo para los jóvenes, y me refiero concretamente al tema de los combinados. Por otro lado la información que genera impulsos emocionales gregarios, como hace el sector cervecero con relación a determinados deportes también merece una reflexión en profundidad", declara.

ESPAÑA TIENE UN SECTOR MÁS DINÁMICO QUE ALGUNOS PAÍSES PRODUCTORES DE NUESTRO ENTORNO EUROPEO

Respecto a la situación del sector vitivinícola en nuestro país Roca dice que "España es un país europeo, y Europa es el líder en producción y consumo en el mundo. Pero hay países que son productores y van mejor que los países europeos. España, siendo un país de la vieja Europa, puede y tiene un sector más dinámico que algunos países productores de nuestro entorno europeo. Eso puede ser positivo, pero puede también generar una imagen falsa y es que seamos un país dentro de Europa con estructuras tan competitivas como los países del nuevo mundo, eso es falso, y nos puede generar incomprensión por parte de nuestros socios naturales: Francia, Italia, Portugal... Debemos tranquilizar a estos países de que no somos una Australia metida en Europa, porque eso no es cierto".

"Sin embargo-añade- en España la bajada del consumo es mucho más intensa que en otros países productores europeos y eso hace que tengamos que ser más abiertos y activos en el mercado internacional. Cuando un país no tiene consumo doméstico, se vuelca a la exportación, y en el mercado internacional hay menos trabas, hay menos ventajas y es un campo abierto a todos. Es decir que de la crisis interna que estamos teniendo estamos sacando partido".

"LAS BODEGAS ESPAÑOLAS DEBERÍAN ASOCIARSE MÁS"

"Hay poco sentimiento de grupo, y faltan más ganas de invertir en proyectos colectivos. Creo que las bodegas españolas deberían asociarse más para atacar conjuntamente determinados mercados, promover una imagen de vinos de España, y en algunos casos invertir en cuestiones que van más allá de la red comercial. Por ejemplo, es necesario que las bodegas tomen conciencia de que en algunos mercados conviene invertir en abogados, en lobby, en acciones de comunicación, en negociar conjuntamente con la administración la eliminación de trabas, en servicios concretos de apoyo legal, etc. Esto es especialmente válido para los mercados que aparentemente son difíciles, pero en los que si se superan ciertas dificultades hay un gran potencial. Y una empresa sola, por grande que sea no puede hacerlo", aconseja.

Por otro lado, afirma que "el consumidor pide siempre información. Pero no quiere "ruido". Siempre pide que le informemos de verdad, con un ingrediente de ilusión y sabiendo que constituye una satisfacción para él y para la ampliación de su conocimiento, contestar a su interés por conocer nuevos vinos o reafirmarse en los que son tradicionales. Si mantenemos que el vino es una cultura -como lo es- debemos empezar a conocer cuales son las estrategias de marketing que hay en sectores parecidos, el cine, el sector editorial, etc".

Por otra parte, piensa que "hay mucho que aprender del sector motor, cada vez que uno compra un coche se informa bien, pero al mismo tiempo se vende mucha ilusión. Hay cosas muy parecidas entre el sector del motor y el sector del vino, por ejemplo la segmentación de precios. No hay suficiente mercado para los coches de fuera de serie, sino que hay que vender sobretodo utilitarios, y en ningún caso se venden los utilitarios como si fueran coches malos. Pues bien, en el sector del vino hace falta hacer lo mismo, la clasificación administrativa de vcprd y vinos de mesa hace que todo el mundo quiera vender solo fueras de serie y eso no es el futuro del sector".

El consumidor está cada vez más interesado en el mundo del vino "porque se ha sabido atraer al sector a un segmento de gente que saben comunicar sobre este producto; porque la diversidad de la oferta ha generado interés informativo; porque existen grandes vinos que generan mucho interés y porque en nuestra sociedad actual hay un componente aspiracional social , y hay un atractivo por lo excelente, que se pronuncia con una sociedad con mucha información con muchas imágenes y con acceso a medios de información muy buenos como Internet.

Volver