Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

La Fundación Tierra de Viñedos demostrará en FENAVIN-2007 que dos copas de vino durante una comida no dan positivo en el alcoholímetro

En un almuerzo en el que estarán presentes el presidente y gerente de la Fundación, así como personalidades del mundo del vino

01.05.2007 | 

FENAVIN y la Fundación Tierra de Viñedos reunirán a varios profesionales del mundo del vino, en un almuerzo que se celebrará en FENAVIN-2007, que se desarrollará del 7 al 10 de mayo en el Pabellón Ferial de Ciudad Real, para demostrar que dos copas de vino durante una comida no dan positivo en el alcoholímetro.

Los comensales disfrutarán de una comida bañada con vinos de Castilla- La Mancha, dos copas por persona de 9 cl cada una. La Fundación Castilla-La Mancha Tierra de Viñedos demostrará por tercera vez que comer con vino es, además de bueno para la salud, legal.

Esta actividad se celebró por primera vez a finales del verano de 2006 en Tomelloso (Ciudad Real) y se repitió en el transcurso de la Cumbre Internacional de Gastronomía, Madrid Fusión 2007. En la jornada, bajo el epígrafe 'Comer con vino, legal y saludable', participaron once personas representantes del mundo de la gastronomía y los medios de comunicación a nivel nacional.

Una vez finalizada la comida, los protagonistas se someterán a la prueba de la alcoholemia que realizará la Policía Municipal de Ciudad Real.

El objetivo que persigue Tierra de Viñedos con esta iniciativa es reivindicar el carácter saludable del vino y demostrar que el consumo moderado de este producto está totalmente dentro de la legalidad que establece la Dirección General de Tráfico. La Fundación persigue por lo tanto eliminar el miedo en la sociedad a consumir un producto alimenticio (así reconocido por Bruselas) como es el vino.

DESARROLLO DE LA PRUEBA

La comida se desarrollará en el Pabellón Dionisos (junto a la Sala de Prensa) del Recinto Ferial de Ciudad Real. Una vez reunidos los comensales, los agentes de la Policía Municipal que se desplazarán al encuentro someterán a los comensales a una primera prueba de alcoholemia para constatar que ninguno de ellos haya ingerido alcohol previamente. Una vez finalizado el almuerzo la policía local de Ciudad Real hará soplar con el alcoholímetro a los comensales, después de ser pesados y medidos. El resultado será recogido ante notario.

UNA PRUEBA DEFINITIVA

La Fundación volverá por lo tanto a demostrar de forma nítida y contundente que comer con vino no es sólo saludable si no que también es del todo legal en cuanto a tráfico se refiere. Y de esta forma se atestiguó por primera vez en Tomelloso, ante notario y ante la policía local de este municipio ciudadrealeño.

Atendiendo al propio criterio establecido por la hostelería, se sirvió una botella de 75 cl para cada cuatro personas (18 cl por persona, dos copas de vino) con un resultado contundente: El 98 por ciento de los presentes, personas sanas y adultas, dieron 0,0 gramos de alcohol en sangre; mientras que, en el caso de las dos mujeres que participaron en la prueba, 0,10 y 0,04.

En este sentido, conviene recordar que la tasa mínima establecida en la presente Ley de Tráfico es de 0.25, por lo que en ningún caso se alcanzó la tasa citada, de tal forma que la Fundación demostró que se pueden consumir dos copas de vino durante una comida sin temor a infringir las normas de circulación.

Volver