Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

La ley de calidad agroalimentaria de Castilla-La Mancha se presenta en FENAVIN 2007

La normativa recientemente aprobada potenciará el valor de los productos castellano-manchegos de calidad diferenciada

24.04.2007 | 

Aprobada en sede parlamentaria hace poco más de un mes, la Ley de Calidad Agroalimentaria de Castilla-La Mancha se presentará en detalle ante el mundo del vino en FENAVIN 2007, feria que tendrá lugar del 7 al 10 de mayo en el Recinto Ferial de Ciudad Real.

La mesa redonda en la que se expondrá la nueva ley será moderada por Federico López Navarro, Director General de Mercados Agroalimentarios de la Consejería de Agricultura. Además de representantes de 'ASAJA Castilla-La Mancha' y de varios consejos reguladores de denominaciones de origen, entre los participantes estará Antonio Salinas, diputado del grupo parlamentario socialista, portavoz en la Comisión de Agricultura de las Cortes regionales e ingeniero técnico agrícola. Fue precisamente Salinas el encargado de defender el proyecto de ley ante el pleno, previamente a su aprobación.

En la región castellano-manchega existen numerosos productos agroalimentarios, de todos conocidos, que pueden beneficiarse de la nueva normativa: Mazapán, azafrán, miel, ajos, pimientos, champiñones, berenjenas, aceites, cordero manchego, quesos y vinos. Y otros más susceptibles de acogerse a la Ley de Calidad Agroalimentaria. Según Antonio Salinas, "en el mundo global en que vivimos hace falta diferenciarse, y una de las mejores formas de hacerlo es a través de la creación de lo que se llama 'marcas de calidad diferenciada', que definen materias primas, productos y procesos de elaboración para que nadie pueda copiarlos o apropiarse de su nombre".

La Ley de Calidad Agroalimentaria hace precisamente eso, definir una marca de calidad para los productos agrícolas y ganaderos de Castilla-La Mancha, y pone en marcha el mecanismo que regula el marco de los órganos de gestión, de los registros y de las entidades de control correspondientes. Esta nueva 'Marca Colectiva de Calidad Agroalimentaria' será de aplicación a los productos ya protegidos por otras figuras y que quieran acogerse a ella, y a productos aún no protegidos, de modo que el nombre 'Castilla-La Mancha' permita su clara identificación-diferenciación en cualquier rincón del planeta.

Para Salinas, "se potencia así un sector estratégico en la economía regional, pero también se protegen los derechos de los consumidores, que obtienen garantías adicionales gracias a una legislación moderna que garantiza la independencia de los organismos de inspección y certificación, y que se integra perfectamente en las normativas europeas".

El texto de la nueva ley incluye la definición de diversas figuras de protección ya existentes con anterioridad (denominaciones de origen, indicaciones geográficas protegidas, especialidades tradicionales garantizadas, vinos de calidad producidos en regiones determinadas, vinos de la tierra) y de nueva creación, como vinos espumosos de calidad con indicación geográfica y bebidas espirituosas con indicación geográfica.

Antonio Salinas está convencido de que se trata de una ley muy positiva para la región, pero "debe ser bien empleada para fomentar la promoción y comercialización de los alimentos de calidad producidos en nuestra comunidad autónoma. Ahora se trata de pasar a la práctica y poner la nueva ley en marcha. Es fundamental hacer llegar a los empresarios las ventajas de acogerse a las diferentes figuras previstas e informarles de cuales son las vías para obtener las acreditaciones correspondientes".

Volver