Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, de acuerdo con sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies aquí.

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Ciudad Real, 09-11 de Mayo de 2017

Buscador

Buscar

SALA DE PRENSA

NOTAS DE PRENSA

El I Foro FENAVIN celebrado con éxito, apuesta por la calidad de los vinos españoles

Carlos Falcó, José Peñín, Lorenzo Díaz, Kasia Romanska y Juan Echanove

Carlos Falcó, José Peñín, Lorenzo Díaz, Kasia Romanska y Juan Echanove

Fue la primera conferencia con el título “La Perestroika en el vino”

25.05.2002 | 

   La calidad de los vinos personales españoles es la apuesta de futuro que el Foro Fenavin lanzó en su primera conferencia, que bajo el título “La Perestroika del vino español” comenzó el 25 de mayo en Ciudad Real, como antesala de lo que será la II edición de la Feria Nacional de Vino en mayo de 2003, y que contó con la presencia de un buen numero de profesionales del sector, que llenaron el salón donde se desarrollo el foro.

   Este primer foro estuvo coordinado por el sociólogo Lorenzo Díaz, que junto con el bodeguero Carlos Falcó, el escritor José Peñín, el actor Juan Echanove y la directora de Bodega Abascal, Kasia Romanska, pusieron de manifiesto “el gran esfuerzo actual de los productores españoles por conseguir la calidad en sus caldos, y convertirlos en vinos personalizados”.

   Para Lorenzo Díaz, este requisito está en consonancia con “la exigencia de un público de clase media cada vez más entendido y que pide calidad en lo que bebe”. En su opinión esa tendencia procede de los años noventa, y ha venido a la par con una evolución gastronómica, de ahí que se atreva a hablar de “perestroika” en el sector vinatero.

   Juan Echanove, desde su punto de vista de gastrónomo, manifestó que “la gente está cada vez más informada y preparada gracias al mundo editorial, lo que es una muestra de calidad”.

   En este sentido, Kasia Romanska, destacó del perfil de este consumidor, su juventud, entre los 30 y los 40 años, y sobre todo, sus grandes ganas de saber. Desde su punto de vista de encargada de tienda especializada, también ha comprobado cómo el consumidor ya no identifica precios altos con calidad.

   José Peñín señaló esta evolución por la calidad como esperada y en ella han tenido mucho que ver la formación de los productores vinateros, en conseguir unos buenos vinos de autor. También en su opinión juegan un papel fundamental el suelo y el clima ya que son las marcas que los convierten en auténticos.

   Tampoco ha dudado en afirmar el escritor que los vinos actuales gozan proporcionalmente de mayor calidad que los de otros tiempos, debidos principalmente a las comodidades de la sociedad urbana.

GLOBALIZACIÓN

   Por otra parte, Lorenzo Díaz expuso que en esta evolución de las preferencias del vino, ha tenido también que ver aquí el fenómeno de la globalización, con la importación de varietales extranjeras en las vides.

   Para Kasia Romanska , “la globalización ha ayudado a recuperar el interés de la gente por recuperar otros tipos de vinos autóctonos y de zonas más pequeñas”.

   En este sentido, también se manifestó Juan Echanove, que señaló a la globalización, como “mediocridad y pérdida de personalidad, lo que ha ocasionado que la gente se identifique con lo personal y lo pequeño”.

   Para Carlos Falcó, “la globalización ha sido muy importante, ya que ha hecho caer barreras y ha obligado a todos los vinateros a competir ante los productos del nuevo mundo”.

   También José Peñín también ha detacado la importancia de la globalización en la convivencia y el mestizaje de vinos de calidad y de producción industrial.

VINOS DE PAGO

   Por su parte, Carlos Falcó echó en falta en España la tradición de los vinos de pago, que en otros países es tan importante. En este sentido, puso como ejemplo, la gran presencia de estos vinos en las guías francesas, que no en las españolas, lo que contribuye de gran manera a la imagen de calidad de estos vinos.

   El bodeguero apuntó como condicionantes históricos a esta ausencia de vinos de pago, a la política de principios de siglo y también la del General Franco, de primar al colectivismo por medio del cooperativismo, frente al individuo, lo que sin duda ha beneficiado al pequeño agricultor y al gran excedente de vinos populares, que no se caracterizan por su singularidad.

   Carlos Falcó ha insistido en la “necesidad de proponer al Ministerio de Agricultura un decreto que favorezca los vinos de pago y que se incorpore a la nueva ley del vino, como está recogida en la normativa de otras Comunidades Autónomas como la de Castilla-La Mancha”.

VINOS DE CASTILLA-LA MANCHA Y FENAVIN

   En este sentido, todos los participantes en este I Foro Fenavin coincidieron en el gran futuro de los vinos de Castilla-La Mancha en el mercado internacional, gracias al esfuerzo que han realizado sus bodegueros en obtener unos productos de calidad medio-alta, cuando, en opinión de José Peñín, “siempre se han caracterizado por su mestizaje”.

   Así, Juan Echanove no dudó en calificarlos como unos “vinos sencillos y personales, destinados a una clase media exigente y que no quiere gastarse mucho dinero en esta bebida”.

   Además, Carlos Falcó puso de manifiesto que “este esfuerzo en una tierra, que es la mayor bodega del mundo, y que el 80% de su producción es de vinos populares, se debe al gran dinamismo de su bodegueros.” En este sentido señaló que “la climatología y orografía de Castilla-La Mancha son factores que están favoreciendo que grandes bodegas estén invirtiendo en ella.”

   En este sentido, los participantes en este Foro coincidieron en la importancia de la celebración de la II Feria Nacional del Vino, tras el éxito conseguido en la primera edición.

   Para ellos, Fenavin tiene un gran futuro que se puede consolidar en cinco o seis años, especializandose en los contactos profesionales en unas dimensiones reducidas, que no de megaferia.

   Como apunte final, Lorenzo Díaz recapituló este primer foro con la idea de que “el vino está viviendo una etapa de esplendor y de calidad, y que aunque hoy muchos se califican como tales, en unos años perdurarán sólo los que verdaderamente sean de calidad.”

CATA COMENTADA

   Tras estas mesas redondas, tuvo lugar una cata comentada de cuatro vinos a cargo del presidente de la Federación Española de Enólogos, Vicente Sánchez Migallón y el presidente de la Federación de Castilla-La Mancha de Enólogos, Fructuoso López Baquero.

   Con estos vinos se pretendía “resumir de manera práctica y animada lo que había sido el Foro”, como así lo indicó Vicente Sánchez Migallón.

   Los participantes tuvieron la oportunidad de degustar un Airen de los Vinos de la Tierra de Castilla, un tempranillo también de Castilla-La Mancha, un blanco de Valdeorras, de la variedad Godello y un tinto de la Ribera del Duero. Todos ellos expresaron su impresión sobre esta degustación y recalcaron la necesidad de que por condiciones climáticas, cada zona se especialice en cada tipo de vinos. Así Kasia Romanska, señaló que Castilla-La Mancha debe especializarse en vinos tintos, ya que los blancos corresponden a tierras y climas más fríos.

   Por último, Vicente Sánchez Migallón destacó que el vino es bebida de países democráticos y de tierras de paz y libertad”.

Volver